13/03/2021

Gobernando (dominando) el clima

Mientras los niveles de dióxido de carbono son los más altos de la historia de la humanidad, la confianza en la instituciones para resolver este problema global es mínima. Los modelos recientes de cambio climático han advertido que un aumento de 1.5° C ya puede alcanzarse en 2030. Resolver el asunto únicamente con estrategias de mitigación —cambiando hábitos, adoptando energías renovables, etc— parece inviable; probablemente necesitemos actuaciones más fuertes.

La ciencia comenzó a investigar otras vías para estabilizar el clima, aparte de las citadas opciones de mitigación. Dos propuestas consiguieron mucha atención: la producción de Bioenergía Combinada con la Captura y Almacenamiento de Carbono (BECCS) y la Geoingeniería de Aerosoles de Sulfato (SAG). ¿Deberíamos apoyar alguna de las dos? Sería útil responder antes a esta pregunta: ¿Te gustaría ser el esclavo de un buen amo?

En primer lugar, necesitamos una comprensión básica de ambas tecnologías. BECCS combina la captura y almacenamiento de carbono con una planta eléctrica alimentada con biomasa, que se utiliza tanto para absorber carbono como para sustituir el uso de combustibles fósiles. Esta opción permite la reutilización de la tierra donde se cultiva la biomasa y la eliminación de CO2 de la atmósfera, siempre que la biomasa se recolecte de forma sostenible. El CO2 capturado puede además almacenarse bajo el suelo, por ejemplo en las profundidades del océano.

Diagrama de la tecnología BECCS —Imagen PNA
Diagrama de la tecnología SAG —Imagen China Dialogue

SAG, en cambio, funciona introduciendo sulfato en la atmósfera, con unas inyecciones que reflejarán parte de la radiación proveniente del sol de vuelta al espacio y contrarrestarán la influencia del calentamiento de los gases de efecto invernadero. Esta opción imita los efectos de las erupciones volcánicas, cuyo polvo fino y pequeñas gotas sulfúricas ayudan a enfriar el planeta. El aerosol de sulfato podría ser administrado por globos de gran altitud, cañones de artillería, aviones, torres o ascensores espaciales. El coste de esta tecnología es moderado en comparación con las propuestas de mitigación y los resultados podrían verse en cuestión de décadas.

A primera vista estas tecnologías parecen prometedoras, aunque una mirada más cercana muestra sus deficiencias. Ambas podrían causar un daño enorme a los humanos y al medioambiente en caso de no funcionar. BECCS podría provocar escasez de alimentos y agua dulce, ya que utilizará partes de la tierra dedicadas a la agricultura. SAG podría alterar los patrones de lluvia. Como es lógico, el surgimiento de estas tecnologías no se ha librado de la polémica. La mayoría de las preocupaciones se centran en cuestiones técnicas y de implementación: muchos científicos consideran a estas tecnologías moralmente inadmisibles debido a las consecuencias perjudiciales que pueden derivarse de ellas. Estas opiniones son importantes, pero pueden descuidar un aspecto aún más importante de la historia.


¿La tecnología es neutral?

En este artículo asumo que los problemas técnicos y de implementación se resuelven y lo que quiero es cuestionar si existe una característica inherente a cada una de las tecnologías que debería llevar a los legisladores a preferirla sobre la otra.

Primero debemos entender cómo algunos aspectos de la tecnología pueden llevarnos a preferir una sobre la otra. La tecnología, a diferencia de lo que pueda parecer, no es neutral. De hecho, ciertas tecnologías, en virtud de su diseño, promueven ciertos valores. La tecnología puede tener un valor específico si, en su uso generalizado, tiende a promover ese valor en lugar de perjudicarlo. Por ejemplo, un automóvil con motor de gasolina se puede utilizar de muchas formas, pero su uso principal sigue siendo el transporte. En consecuencia, cuando se utiliza un automóvil con motor de gasolina se producen ciertas consecuencias —por ejemplo, contaminación— que promueven o perjudican ciertos valores —por ejemplo, sostenibilidad—. Toda tecnología, por tanto, tiene consecuencias implícitas que se manifiestan en sus usos centrales. Aparte de los valores económicos, la tecnología puede promover o perjudicar sistemáticamente los valores culturales y morales —democracia, justicia, prácticas culturales, etc—. ¿La SAG o la BECCS promueven o perjudican ciertos valores específicos debido a sus mecanismos específicos de diseño/implementación?

Las partes del mundo que más se calientan a causa de la acción humana —Imagen NASA

La capacidad de ceder poder

Dando por hecho que tanto SAG como BECCS funcionan bien, esta última es elogiada por su capacidad para capturar carbono y almacenarlo bajo el terreno con la posibilidad de reutilizar el carbono capturado. Por otro lado, SAG no permite capturar CO2 del aire, sino que solo refleja la radiación solar. Una vez que se emplea el SAG, el proceso debe ser continuo y estar acompañado de estrategias de mitigación. Detener el proceso de inyección dará lugar a un calentamiento repentino del clima, conocido como choque de terminación. No podemos contemplar a SAG como una actuación puntual, sino más bien como un proceso continuado en el tiempo. SAG impone su adaptación a largo plazo, puede decirse que tiene una tendencia inherente a ser dominante.

Cuando usamos la palabra dominación, generalmente nos referimos a su significado descriptivo: alguien que domina a otro. La dominación puede tener también un significado normativo. En este sentido, la dominación no se asocia simplemente con un poder superior, sino más bien con la capacidad de ejercer un poder sin restricciones externas. En definitiva un dueño de esclavos, más allá de lo bien que trate a sus esclavos, sigue siendo un dueño de esclavos. Los esclavos tienen que vivir con el temor de que algún día él cambie de opinión y pueda amenazarlos. Con este significado, la dominación choca inevitablemente con el concepto de libertad: la capacidad de elegir el propio camino. Específicamente, ¿cómo y hacia quién es SAG más dominante que BEECS en virtud de su diseño?


Los sujetos de la dominación

Para empezar, SAG está dominando las generaciones futuras. Es normal que los humanos dominen a las generaciones futuras porque aún no están presentes, pero SAG cambia la magnitud del dominio porque su despliegue afectará inevitablemente a todo el mundo. Además, cambia la naturaleza de esta dominación al hacer posible que la generación actual escape a los controles externos sobre su poder sobre las generaciones futuras. Si bien el despliegue de BECCS se ve limitado por el hecho de que su implementación perjudicará forzosamente los intereses de las generaciones actuales —elevando el precio de los alimentos o disminuyendo las reservas de agua dulce, por ejemplo— el despliegue de SAG solo beneficiará a la generación actual al reducir las temperaturas globales. SAG, por tanto, carece de controles intrageneracionales. Finalmente, resulta inherentemente dominante hacia las generaciones futuras porque las fuerza en una dirección específica. Como ya hemos dicho, a diferencia de BECCS, SAG no elimina gases de efecto invernadero de la atmósfera, simplemente detiene el proceso. Y eso impone su uso a las generaciones futuras. Pero SAG no solo domina más que BECCS a las generaciones futuras.

SAG, de hecho, domina aún más el medioambiente natural y las especies no humanas que BECCS. La implementación de SAG no cumple con las limitaciones externas ya que, hasta el momento, no hay evidencia de que exista un límite superior de sulfato que se pueda inyectar en la atmósfera. Por otro lado, la naturaleza presenta límites claros sobre dónde se puede cultivar la biomasa; además, el carbono se puede almacenar de forma segura sólo en determinadas condiciones. Al igual que en el caso de la dominación intergeneracional, la SAG no parece tener controles externos y, por lo tanto, amplía el alcance de la dominación sobre el medio natural; debemos recordar que la dominación no se asocia simplemente con un control total, sino con la capacidad de producir un mayor poder. Esto, a su vez, podría elevar el nivel de las soluciones artificiales que los humanos pueden adoptar para dar forma al medioambiente. Además, como hemos visto, SAG no puede ser una estrategia de un solo disparo, sino que debe mantenerse de manera perenne. Y eso significa que ampliaría su marco temporal de dominación sobre la naturaleza.

Está claro que estamos calentando el planeta. ¿Podemos hacer algo para evitarlo? La respuesta es sí, por supuesto que podemos —Imagen Autor desconocido

No dominaréis

Como hemos visto, ciertas tecnologías llevan asociados valores políticos, culturales o morales que dejan claro que, una vez elegidas, es más probable que ocurran ciertas consecuencias. Algunas tecnologías, específicamente, podrían cambiar la forma en que vemos el mundo y cambiar nuestras prácticas culturales. Por ejemplo, cuando usamos un automóvil de gasolina, experimentamos el mundo de una manera diferente a cuando caminamos o usamos la bicicleta; vemos que el mundo avanza rápido. Aparentemente, las tecnologías pueden cambiar nuestra relación con el medioambiente. Al intentar resolver el cambio climático, elegir entre los diseños actuales de SAG y BECCS puede significar elegir el tipo de relación que queremos tener con el mundo natural. Esto no significa que el diseño actual de SAG deba ser definitivo y, al considerar diseños futuros, debemos ser conscientes de que diseños específicos incorporan valores diferentes y que no es factible satisfacerlos todos al mismo tiempo. Al diseñar, inevitablemente favorecemos los valores que consideramos más importantes. Para hacer una elección acertada, debemos asegurarnos de que el valor de la no dominación entre en la ecuación; porque nadie quiere ser un esclavo, ni siquiera de un buen amo.

Artículos relacionados
899
105
array(2) { [0]=> int(899) [1]=> int(105) }
array(4) { [0]=> object(WP_Post)#7595 (24) { ["ID"]=> int(4697) ["post_author"]=> string(3) "420" ["post_date"]=> string(19) "2013-05-06 00:01:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-05-05 22:01:51" ["post_content"]=> string(6424) "El Hierro, la isla más alejada de la Península Ibérica y la más pequeña de las Canarias, es un lugar tranquilo. Tan sólo el viento perturba algo la paz que reina en esta tierra. Precisamente por ese viento, El Hierro es un referente en el sector de las energías renovables gracias al Parque Hidroeólico, unas infraestructuras que se estima proporcionarán a sus habitantes la energía necesaria para cubrir la demanda de toda la población en el año 2015. El principal problema de las renovables hoy en día es que su energía no se puede almacenar. Este parque combina las energías del viento y del agua, de tal forma que si la energía proporcionada por sus cinco potentes aerogeneradores disminuyera por falta de viento, los dos grandes embalses que completan la instalación solucionarían el problema. La energía producida por esta central hidroeólica, además, podrá alimentar en un futuro cercano a los coches eléctricos, que el gobierno de la isla quiere que sean los únicos que circulen por sus carreteras. Esta autosuficiencia energética puede ser el primer paso de un modelo exportable. El-Hierro-isla
El Hierro es la isla española más alejada de España —Imagen Unknown Author
La isla también ha sido destino privilegiado y preferido por muchos para practicar el buceo y el senderismo en un ambiente casi solitario. Para otros era casi desconocida, pero las recientes erupciones submarinas de uno de los volcanes que rodean a la isla, y sobre todo las informaciones algo tremendistas de los medios de comunicación, la han puesto en el mapa. También han hecho que el turismo casi selectivo del que disfrutaban los herreños descienda de forma considerable. Para recuperar lo perdido y dinamizar la economía de El Hierro, el Ministerio español de Industria, Energía y Turismo y el Cabildo de la isla han puesto en marcha un Programa de Actuaciones Especiales (PAE), cuya primera iniciativa ha sido la de dotar a la isla de una red Wi-Fi pública y gratuita. Se han colocado 26 puntos de conexión al aire libre, respetando el entorno natural, y aprovechando infraestructuras ya disponibles, porque casi todo el territorio es espacio protegido, Reserva de la Biosfera. Además, según las autoridades, esta red permitirá también realizar tareas de videovigilancia en los bosques, lo que podría evitar incendios. Este acceso Wi-Fi podría ser una simple curiosidad, si no fuera porque sólo es el primer paso para convertir a El Hierro en un ejemplo de sostenibilidad: es decir, conseguir un desarrollo económico sin ayuda exterior y sin la merma de los recursos existentes. En última instancia, el principal objetivo es atraer a visitantes, sí, pero aquellos que busquen un turismo sostenible, que disfruten del medio y lo respeten. Un turismo que es el principal motor económico del territorio, y que, a partir de ahora, por qué no, será ecológico, tecnológico, geológico y volcánico.El Hierro, the island farthest from the Iberian Peninsula and the smallest of the Canary Islands, is a quiet place. Only the wind disturbs some peace that reigns in this land. For that wind, El Hierro is a leader in the renewable energy sector thanks to Hydroeolic Park, infrastructure that will provide the energy demanded for the entire population in 2015. The main problem with renewables today is that its energy can not be stored. This park combines the power of wind and water, so that if the energy provided by its five powerful turbines decreased by lack of wind, the two large reservoirs that complete the installation solved the problem. The energy produced by this plant also can feed in the near future for electric cars, wich the government of the island wants to be the only running on their roads. This energy self-sufficiency can be the first step of an exportable model. El-Hierro-isla
El Hierro is the most remote Spanish island in Spain—Image Unknown Author
The island has also been privileged destination and preferred by many for diving and hiking in an almost solitary. For others it was almost unknown, but recent submarine eruptions of one of the volcanoes that surround the island, and especially something alarmists information media, have put it on the map. They have also made the most selective tourism enjoyed by the islanders down considerably. To recoup their losses and boost the economy of El Hierro, the Spanish Ministry of Industry, Energy and Tourism and the Chapter of the island have launched a Special Actions Program, whose first initiative has been to provide the island with a free and public Wi-Fi network. It has been placed 26 connection points outdoors, respecting the natural environment, and using infrastructure already available, because most of the territory is protected area, Biosphere Reserve. Moreover, according to the authorities, this network will also carry out surveillance in the woods, which could prevent fires. This Wi-Fi could be just a curiosity, but is the first step to turn El Hierro in an example of sustainability: that is, achieving economic development without outside help and without the loss of existing resources. The main goal is to attract tourists, but those looking for sustainable tourism, benefiting the environment and respect it. Tourism is the main economic engine of the country, and from now will be ecological, technological, geological and volcanic." ["post_title"]=> string(71) "La isla inteligenteThe smart island" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "the-smart-island" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-09 15:32:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-09 14:32:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=4697" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#7630 (24) { ["ID"]=> int(5872) ["post_author"]=> string(4) "2044" ["post_date"]=> string(19) "2014-05-19 00:01:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-05-18 22:01:04" ["post_content"]=> string(8795) "Es bastante común encontrar en lecturas etnográficas sobre pueblos indígenas cómo estos establecen relaciones y vínculos estrechos con su entorno o territorio. En el número 34 de la revista de la AETG (Asociación Española de Terapia Gestalt), dedicado a la Madre, hay un artículo del antropólogo Peter Rawitscher de Berkeley que describe la relación que mantienen los pueblos de Sierra Nueva, en Colombia, con su territorio y entorno. Para estos pueblos —Kogui, Arhuaco, Wiwa y Kankuamo— el territorio y entorno es la Madre, trabajan para sanar y cuidar a la Madre —la Naturaleza— y, a la vez, el cuerpo humano es el mismo cuerpo material y espiritual del territorio. Así, la gestión del territorio y el bienestar personal o del cuerpo forman parte de este mismo orden espiritual. Toda acción, pensamiento y emoción de la persona afecta el territorio, y, viceversa, cualquier característica del territorio afecta a la persona. En un momento dado cuenta que en una reunión de los Wiwa se debatía qué hacer con unos campesinos vecinos: estaban pescando y realizando actividades de minería ilegal en los ríos, amenazando tanto al territorio indígena como a las comunidades. Mientras algunos indígenas proponían denunciarles, el chamán consideró, y cito textualmente: 'Nosotros somos los responsables. Estamos atrayendo el problema, pensando mal entre nosotros mismos, sin respetar la ley de origen. Estamos afectando a la Madre, y ella nos está cobrando en la forma de robo de nuestro territorio. Tenemos que confesarnos y limpiar esto'. Según el autor, decidieron realizar algunos trabajos de sanación personal siguiendo las instrucciones del chamán y consiguieron que desapareciera el problema externo generado por los campesinos vecinos. W_howareyou
Habitantes de Vanuatu, cerca de Nueva Guinea —Foto Jimmy Nelson
Este tipo de mirada, una que comparte un sentido de lo común, una vivencia de ser afectado por y estar afectando a un entorno —que incluye a las personas—, una mirada de cuidado y respeto, contrasta radicalmente con la mirada occidental. No quiero caer en el mito del buen salvaje y las supercherías que le acompañan sobre que viven más cerca de la Naturaleza —una manera de decir que viven más cerca de lo instintivo—, que viven mejor con poco y son más felices que nosotros. Quizás en algunos aspectos sí, y en otros no. Quizás el peso de lo grupal a veces pueda ser desbordante para las personas que componen este tipo de sociedades. Hace muchos años me contaron, y espero que no sea una leyenda urbana, que los indios norteamericanos —no sé concretar cuáles— se planteaban cómo una decisión que pudieran tomar podía llegar a afectar hasta la séptima generación de descendientes. En nuestras sociedades occidentales, donde lo que impera y se ensalza es el individuo y lo inmediato, estamos en el otro polo, enfrascados en nosotros mismos, perdidos en lo que me pasa a mí en particular. Perdidos también en lo mental y en explicárnoslo todo de una manera lógica y racional, huimos de cualquier situación que suene o huela a emocional. También nos perdemos en la cosa de aparentar, de crear una imagen incuestionable e inquebrantable de mí: desde la obsesión por nuestra presencia física —con una concepción monoteísta de la belleza— a dar la impresión de que lo tenemos todo controlado o que las cosas nos van muy bien. Lo que importa es lo que me pasa a mí, que salga bien parado yo, que tenga éxito yo. No vemos ni miramos más allá de nuestros ombligos. Muchas veces me llama la atención lo poco que nos preguntamos los unos a los otros cómo estamos, no por quedar bien, sino con un interés real por el otro. Parece que los otros acaban estando para compararnos con ellos, o para pretender que me resuelvan a mí mis necesidades. Irónicamente nos sentimos muy solos y una de las enfermedades que más se diagnostican es la depresión. Nosotros los occidentales podríamos recuperar algo de ese sentido grupal, de lo cuidadoso y lo respetuoso, y tener en cuenta cómo nuestras actitudes, decisiones y acciones individuales, sí repercuten en los otros y en nosotros mismos. También en nuestro entorno. Lo paradójico es que para empezar a ver a los otros, hay que empezar a mirarse a uno mismo. Aunque con otros ojos.It is quite common to find in ethnographic readings on indigenous peoples how they establish links close with their environment or territory. In issue 34 of the AETG (Spanish Association of Gestalt Therapy) magazine, dedicated to the Mother, there is an article by anthropologist Peter Rawitscher from Berkeley describing the relationship of the people of Sierra Nueva, in Colombia, with their territory and environment. For these peoples —Kogi, Arhuaco, Wiwa and Kankuamo— territory and environment is the Mother, they work to heal and care for Mother —Nature— and, simultaneously, the human body is the same material and spiritual body of the territory. Thus, land management and well being of the body are part of the same spiritual order. Every action, thought and emotion of the person affects the territory, and, conversely, any characteristic of the territory affects the person. At one point, he says that at a meeting of the Wiwa was discussed what to do with neighboring peasants that were fishing and carrying out illegal mining activities in the rivers, threatening both the indigenous territory and communities. While some indigenous proposed a denounce, the shaman said, and I quote: 'We are responsible. We are attracting the problem, thinking evil among ourselves, without respecting the law of origin. We are affecting the Mother, and She is taking us in the form of theft of our territory. We must confess and clean this'. According to the author, they decided to make some personal healing work following the shaman's instructions and achieved to disappear external problem generated by neighboring farmers. W_howareyou
Inhabitants of Vanuatu, near New Guinea —Photo Jimmy Nelson
This type of look, which shares a common sense of the experience of being affected and be affecting an environment —including people—, a look of care and respect, contrasts sharply with the western look. I do not want to fall into the myth of the noble savage and superstitions that accompany about living closer to nature —a way of saying they live closer than instinctive—, living better with little and be happier than us. Maybe in some ways yes, in others no. Maybe the weight of the group can sometimes be overwhelming for people who compose this type of societies. Many years ago I was told, and I hope not an urban legend, that the American —I do not know which one concretely— were posed how their decisions could potentially affect the seventh generation of descendants. In our Western societies, where what it prevails and exalts is the individual and the immediate, we are at the other pole, engrossed in ourselves, lost in what happens to me in particular. Lost also mentally, explaining it all in a logical and rational way, running away from any situation that sounds or smells emotional. We are also lost in the game of appear, creating an unquestionable and unwavering picture of me: from the obsession with our physical presence —a monotheistic conception of beauty—, giving the impression that we have everything under control or that things are going very well. What matters is what happens to me, what matters is success. We not see or look beyond our navels. Often strikes me how little we ask each other how we are, not to look good, but with a real interest in the other. It seems the other exists just to compare us with him, or to solve the own needs. Ironically we feel very alone and one of the diseases most diagnosed is depression. We Westerners might regain some of that group sense, careful and respectful, and consider how our attitudes, decisions and individual actions affect others and ourselves. Also in our environment. The paradox is that to begin to see the other, we must begin to look at our inside. Although with different eyes." ["post_title"]=> string(63) "¿Cómo estás?How are you?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(11) "how-are-you" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-02-19 00:08:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-02-18 23:08:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=5872" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#7594 (24) { ["ID"]=> int(5854) ["post_author"]=> string(3) "390" ["post_date"]=> string(19) "2014-04-28 00:01:42" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-04-27 22:01:42" ["post_content"]=> string(13314) "Los orígenes del plástico se remontan a finales del siglo XIX, pero no fue hasta 1909 el momento en que se inventó la baquelita, el primer plástico totalmente sintético de la historia. Posteriormente fueron avanzando químicamente y a partir de la segunda mitad del siglo XX, el plástico ha colonizado todas las esferas de nuestra vida, y nuestra cotidianidad está a nivel de consumo marcada por los objetos de un solo uso, en especial en la industria del envase para la alimentación humana. Hay decenas de miles de tipos específicos de plásticos, agrupados dentro de poco más de una decena de sus tipos. Tienen una vida que va de 400 a 700 años hasta degradarse y desaparecer totalmente. Sin embargo, la mayoría de ellos, son usados y fabricados para un solo uso, esto incluye a envases de todo tipo y de uso cotidiano. Es una paradoja que a nivel medioambiental está haciendo estragos y que supone un gran reto para la humanidad. W_plastico_oso
Alrededor de un 75% del plástico europeo y un 93% del estadounidense se desechan indebidamente en el entorno o se exportan a países en vías de desarrollo —Imagen Unknown Author
W_plastico_cabeza
Si bien es cierto que adelantándose a una ley a punto de entrar en vigor, en 2011 el gigante de la alimentación Carrefour decidió dejar de repartir bolsas de plástico 'porque solo se reciclan un 10%, porque tardan más de 400 años en descomponerse y porque así muchos animales podremos respirar más tranquilos' —Foto Cecilia Duarte
En el año 2012, a nivel mundial, se produjeron 280 millones de toneladas de plástico. En Estados Unidos, el porcentaje de plásticos que se recupera frente al producido es de un 7%, en Europa del 25 %. El resto o no es reciclable, se desecha indebidamente en el entorno o se exporta a países en vías de desarrollo. Se calcula que solamente en Estados Unidos, cada cinco minutos se usan y se desechan dos millones de botellas de agua, de las cuales solo un 10% son recicladas. Cada año, más de seis millones de toneladas de basura acaban en los océanos, en su mayor parte plásticos. Y se calcula que en total puede haber más de 100 millones de toneladas de basura en suspensión en los mares y océanos de todo el mundo. La isla de la basura En el año 1997, Charles Moore, un navegante y oceanógrafo británico, descubrió una gran mancha de basura en el norte del océano Pacífico. Posteriormente se ha llamado la Isla de Basura o el séptimo continente, dado que a día de hoy tiene la superficie de tres veces España, aproximadamente 1.400.000 km2, y se estima que puede contener decenas de millones de toneladas de desechos, y sigue creciendo. Esta superficie se ha creado dada la confluencia en ese punto de dos corrientes que al arremolinarse llevan toda la basura y cuerpos flotantes tóxicos a un mismo lugar. El 80% de esta basura proviene de las costas de Japón y Estados Unidos y también de embarcaciones y puestos flotantes —como bases de extracción de petróleo— en estos océanos. Existen cuatro manchas similares, aunque de menor tamaño, en otros puntos oceánicos del mundo que provienen de otros países, pero todos los mares y océanos del mundo están contaminados por este material. La mayoría de los plásticos que se concentran en estas manchas son de tipo fotodegradables, su propia degradación hace que se transformen en minúsculas partículas hasta un nivel molecular y viajan por las corrientes marinas de todo el globo. Dado su minúsculo tamaño, se confunde con el zooplancton, siendo ingerido por las medusas y otros pequeños seres invertebrados y ellos a su vez ingeridos por otros animales marinos. En la superficie marina de estas zonas contaminadas, según diversas investigaciones, hay más partículas de este tipo que zooplancton. También peces, grandes cetáceos y sobre todo aves ingieren plásticos de larga duración, algunos muriendo a causa de su ingesta, otros siendo ingeridos por otros animales con dichos materiales dentro de sus cuerpos. De este modo, el plástico entra —ha entrado ya— en la cadena alimentaria de todo el ecosistema, incluida por supuesto la del ser humano, teniendo esto incalculables impactos para nuestra salud. Nuestro propio modo de vida y de consumo afecta a nuestra salud, y comemos lo que tiramos. Inverosímil pero real paradoja. W_usarytirar
Increíble pero cierto —Foto Chris Jordan
Cada año un millón de aves marinas y 100.000 animales marinos, entre ellos delfines, tortugas, peces y grandes cetáceos mueren por la contaminación de plásticos. Y a nivel ecosistémico es incalculable la cantidad de especies que están afectadas por la contaminación marina de residuos plásticos y químicos humanos. Todo esto sin sumar el impacto de la pesca marina realizada de manera no sostenible. Por otra parte, recientemente, en 2013, la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la UNEP (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) publicaron un informe donde alertaron de los peligros de algunas sustancias químicas —cosmética y protección solar sobre todo, parabenos y otros—, entre ellas el Bisfenol A, presente en objetos, envases y muchos plásticos de envase alimentario de un solo uso. Estas sustancias funcionan como disruptores endocrinos y se vinculan a trastornos endocrinos propiamente, algunos tipos de tumores, funcionamiento cerebral y de fertilidad. En animales concluyen que los disruptores pueden estar vinculados a caídas demográficas que se han apreciado en los últimos años en algunas especies. Los han definido como amenaza global para todas las especies y para el medio ambiente. Por todos los motivos descritos son muchas las organizaciones, como la Environmental Cleanup Coalition, o la Plastic Pollution Coalition, que se ocupan de la misión de difundir ideas y desarrollar acciones para solucionar el problema que ha generado el invento del siglo XX. La alimentación de proximidad y local, la reducción de envases y bolsas y la participación en proyectos de limpieza son algunas de las claves que plantean. Sin embargo, el reto como Humanidad para con nuestro medio y para con todos los que lo habitamos es, a día de hoy, oceánico.The origins of the plastic back to the late nineteenth century, but it was not until 1909 that bakelite, the first completely synthetic plastic invented of the history. They were advancing chemically and since the second half of the twentieth century the plastic has colonized all areas of our lives and our everyday and is conditioned  the objects of single use, especially in the packaging industry for food. There are tens of thousands of specific types of plastics grouped into little more than a dozen types. They have a life that goes from 400 to 700 years to degrade and disappear completely. However, most of them are used and manufactured for single use, this includes all packaging and all kinds of daily use. It is a paradox that is ravaging environmental level and is a great challenge for Humanity. W_plastico_oso
Around 75% of European and 93% of American plastic are improperly discarded in the environment or exported to developing countries —Photo Unknown Author
In 2012, worldwide, there were 280 milions of tons of plastic. In the United States the percentage of recovered plastics produced is compared with a 7%, 25% in Europe. The rest or is not recyclable, is improperly disposed of in the environment or is exported to developing countries. It is estimated that in the US alone, every five minutes are used and two million water bottles are discarded, of which only 10% are recycled. Each year more than six million tons of trash end up in the oceans, most plastics part. And it is estimated that in total may be more than 100 million tons of waste suspended in the seas. In 1997, Charles Moore, a British oceanographer and navigator, discovered a big garbage patch in the North Pacific Ocean. Later called Garbage Island or The Seventh Continent, since today is three times the area of ​​Spain, approximately 1.400.000 km2, and is estimated to contain tens of millions of tons of waste and growing. This area was created by the collision of two streams that create a vortex that concentrates all the garbage floating toxic bodies at one place. 80% of this garbage comes from the coast of Japan and the United States as well as boats and floating positions —as base oil extraction— in these oceans. There are four similar spots in other parts of the world ocean smaller, and come from other countries, but all the seas and oceans of the world are contaminated by this material. Most plastics are concentrated in these spots are photodegradable type, its own degradation causes it to turn into tiny particles to a molecular level and the particles travel by sea currents around the globe. Given its small size, is mistaken for zooplankton, being eaten by jellyfish and other small invertebrates and they in turn ingested by marine creatures. Sea surface from these polluted areas, according to research there are more particles of this type that zooplankton. Also the fishes, especially large cetaceans and birds ingest plastic long lasting, some die because eat plástics and others don't die but are eaten by other animals with this materials inside. For this reason, the plastic has entered —and has started— in the food chain of the entire ecosystem, including of course the human being, with this incalculable impacts on our health. Our own way of living and consumption affects our health, and we eat what we throw away. Unlikely but true paradox. W_usarytirar
Unbelievable but true —Photo Chris Jordan
Each year , one million seabirds and 100.000 marine animals including dolphins, turtles, fish and large whales die from plastic pollution. And untold numbers of species at the ecosystem level are affected by marine pollution and human waste plastics and chemicals. All this without adding the impact of marine fisheries unsustainably. Moreover, recently in 2013, the WHO (World Health Organization) and UNEP (United Nations Environment Programme) published a report in which they warned of the dangers of some chemicals —cosmetics and sunscreen especially parabens and others—, including Bisfenol A, present in many plastic containers and food packaging single use. These substances act as endocrine disruptors, and the investigations link this to endocrine disorders, certain types of tumors, brain function and fertility. In the case of animals, the investigation conclude the disruptors its probably the cause of the demographic problems in some species in recent times. They have been defined as a global threat to all species and the environment. For all the reasons described many organizations such as the Environmental Cleanup Coalition or Coalition Plastic Pollution, dealing with the mission of spreading ideas and develop actions to the problem that generated the invention of the twentieth century. The power of proximity and local reduction of packaging and bags and participation in cleanup projects are some of the key posed, however the challenge as humanity to our environment and to all those who inhabit is actually, oceanic." ["post_title"]=> string(104) "Nos comemos el plástico que tiramosWe eat the plastic we throw away" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(32) "we-eat-the-plastic-we-throw-away" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-09 15:33:55" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-09 14:33:55" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=5854" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#7736 (24) { ["ID"]=> int(2483) ["post_author"]=> string(3) "420" ["post_date"]=> string(19) "2012-06-11 00:04:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-06-10 22:04:43" ["post_content"]=> string(4614) "¿A qué nos referimos cuando hablamos de construcción 'verde' o 'sostenible'? Quizá el término correcto sea bioconstrucción, o por lo menos es el que emplean los arquitectos españoles para referirse a una estructura, de cualquier tipo, que es eficiente en los recursos que emplea, saludable y productiva para sus ocupantes, maximiza el retorno sobre la inversión en su ciclo de vida y, a través de su eficiencia, produce una huella ligera en el planeta. Los edificios convencionales consumen el 40% de nuestra energía, contribuyen con el 30% de los residuos que van a parar a nuestros vertederos, consumen también el 30% de nuestras materias primas y el 25% de nuestra agua. Así que parece bastante sensato intentar que las tendencias arquitectónicas estén orientadas hacia este modo de trabajar. Cualquier construcción puede ser sostenible. Lo esencial es pensar y diseñar el proyecto como verde o sostenible desde el principio, como propone el Consejo Constructor Verde, un organismo que, como el Consejo de Edificios Verdes o la Asociación Española de Bioconstrucción, abogan por esta forma de arquitectura. W_symbiocity No sólo edificios concretos, sino barrios e incluso ciudades enteras se han creado basándose en la sostenibilidad. Es el caso de Symbio City, un conjunto de casas al sur de Estocolmo, en Suecia, primer ejemplo de urbanización entendida como un todo. No está pensada como algo ostentoso, sino confortable y armónico. En sus pocos años de existencia, ha reducido en un 50% su impacto medioambiental, gracias al aprovechamiento de las fuentes de energía natural con paneles solares, molinos de viento y agua de lluvia. Además, la basura orgánica es tratada para producir biosólidos, y el 80% de los desplazamientos se realizan a pie, en bicicleta o en transporte público. Este sistema sueco ha sido ya implantado en varios lugares del mundo, como en varias ciudades de China, Canadá, Irlanda, Rusia, Sudáfrica, India, Reino Unido o Francia.What do we mean by 'green' or 'sustainable' building? Perhaps, the proper term is bioconstruction, or at least is what Spanish architects used to refer to a structure of any kind, which is efficient with the resources it uses, healthy and productive for its occupants, maximizes the return on investment in its life cycle and, through its efficiency, produced a light footprint on the planet. Conventional buildings consume 40% of our energy, contributing 30% of waste that goes to our landfills, consuming also 30% of our raw materials and 25% of our water. So it seems rather sensible to try that architectonic trends point in that direction. Any construction can be sustainable. The essential is to think and design the project as green or sustainable from the beginning as proposed by Green Builders Council, an organism that, as the Green Building Council or the Spanish Association of Bioconstruction, advocates for the type of architecture. W_symbiocity Not only specific buildings, but neighborhoods and even etire cities have been created based on sustainability. It’s the case of Symbio City, a group of houses south of Stockholm, Sweden, first example of urbanization understand as a whole. It’s not intended as something flashy but comfortable and harmonious. In it few years of existence, it has reduced by 50% their environmental impact through the use of natural energy sources with solar panels, windmills and rain water. In addition, organic waste is treated to produce biosolids and 80% of journeys are made by foot, bike or public transport. The Swedish system has been implanted in many places around the world, as in several cities in China, Canada, Ireland, Russia, South Africa, India, United Kingdom or France." ["post_title"]=> string(67) "Edificios verdesGreen buildings" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(15) "green-buildings" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-09 15:37:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-09 14:37:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=2483" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "4" ["filter"]=> string(3) "raw" } }