19/01/2020

La masa crítica y la teoría de las catástrofes

En el ámbito de la sociología se denomina masa crítica a la cantidad de personas a partir de la cual un fenómeno concreto tiene lugar y adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y seguir existiendo, incluso crecer. Este concepto tiene su equivalente en física, que considera la masa crítica como la cantidad mínima de material necesaria para que se produzca y mantenga una reacción nuclear en cadena.

Cuando una persona se para en la calle y mira hacia el cielo, normalmente no ocurre nada extraordinario y el resto de la gente continúa su camino, ignorándola. Cuando tres personas se paran y miran al cielo, quizá algunas otras se den la vuelta con curiosidad, antes de seguir con lo suyo. Pero existe un número concreto de personas —en este caso dependería de varios factores como la cultura en la que se desarrolla la escena, la hora o el ancho de la calle— que puede hacer que los demás se detengan y miren hacia el cielo también.

W_masacritica
Si un número concreto de personas se pone a mirar al cielo a la vez, puede conseguir que los demás se paren y hagan lo mismo —Imagen Unknown Author

Hace mucho tiempo que disciplinas como la biología, la historia, la sociología o las matemáticas se han interesado por el fenómeno, principalmente por su enorme capacidad para generar cambios duraderos o permanentes, como especifica la teoría de las catástrofes, que comparte ámbito con la masa crítica y fue planteada a finales de los años 60 por el matemático francés René Thom y muy difundida después por los estudios de Christopher Zeeman, que la aplicaban a las ciencias humanas.

La teoría de las catástrofes es especialmente útil para el estudio de sistemas dinámicos que representan fenómenos naturales —cuyas características no pueden ser descritas de manera exacta por el cálculo diferencial— y representa la propensión de los sistemas estructuralmente estables a manifestar discontinuidad, divergencia e histéresis.

La discontinuidad implica que en cualquier sistema pueden producirse cambios repentinos del comportamiento o de los resultados y entonces, al llegar a cierto punto, ya no es posible seguir manteniendo el mismo estado y se sufre un cambio brusco.

La divergencia es la tendencia de los pequeños cambios a generar grandes cambios. Si un avión tiene capacidad para 100 pasajeros, una demanda de 101 motivará la necesidad de utilizar otro avión mayor, y quizá la de tener que aterrizar en un aeropuerto distinto. En otras palabras, variaciones muy pequeñas en el punto de partida derivan hacia resultados totalmente alejados.

La histéresis es el fenómeno por el que el estado de un material depende de su historia previa. La tendencia de un material es la de conservar sus propiedades incluso en ausencia del estímulo que las ha generado, aunque también es cierto que si los comportamientos varían pueden conducir a que no se vuelva a la situación inicial. Un ejemplo muy simple de un proceso de este tipo es la longitud de una varilla metálica en función de la temperatura: si se superan ciertos grados la varilla metálica se derretirá, se le desprenderá un trozo y ya será imposible volver al estado inicial.

W_masacritica2
La esclavitud se remonta a la Edad Antigua —Aristóteles llegó a sostener que era un fenómeno natural— y fue una práctica habitual hasta finales del siglo XVIII —Imagen Unknown Artist

Aunque todos estos términos son muy técnicos y relativamente recientes, en la práctica hace siglos que las partes más intrépidas de la masa social han venido protagonizando actos que han marcado el devenir político y social del mundo, afectando al sistema y llegando en algunos casos a modificar paradigmas: desde la lucha de los plebeyos contra los patricios por sus derechos como ciudadanos de Roma hasta la Revolución francesa, pasando por la rebelión de los esclavos africanos por toda América, por citar sólo unos ejemplos. Después de ellos, el mundo ya no volvió a ser el mismo.

Autor
Artículos relacionados
899
25
array(2) { [0]=> int(899) [1]=> int(25) }
array(4) { [0]=> object(WP_Post)#7439 (24) { ["ID"]=> int(6783) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2014-07-07 00:01:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-07-06 22:01:50" ["post_content"]=> string(1130) "'Para cambiar algo a nivel social, lo primero es cambiar a nivel personal'. Co-fundador de OuiShare —comunidad global que anima a ciudadanos, instituciones públicas y empresas a construir una sociedad más colaborativa—, investiga, escribe, habla y enseña sobre el poder de la colaboración y el compartir. También trabaja como estratega de innovación para empresas, gobiernos y organismos públicos con el objetivo de ayudarles a adaptarse al cambio causado por el poder de compartir y la colaboración a través de las tecnologías en red.'To change something on a social level, the first thing is to change on a personal level'. Co-founder of OuiShare —a global community empowering citizens, public institutions and companies to build a collaborative society—, he researches, writes, speaks and teaches on the power of collaboration and sharing. He also works as an innovation strategist for companies, governments and public agencies aiming to embrace the disruption caused by the power of sharing and collaboration through network technologies." ["post_title"]=> string(120) "WHAT ABOUT: El futuro por Antonin LéonardWHAT ABOUT: The future by Antonin Léonard" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "what-about-the-future-by-antonin-leonard" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 14:57:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 12:57:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=6783" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#7421 (24) { ["ID"]=> int(4156) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2013-03-25 00:01:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-03-24 23:01:06" ["post_content"]=> string(1607) "'Para sobrevivir, hemos de sustituir la competición por la colaboración'. Ingeniero en informática, ha trabajado durante más de 40 años en distintas áreas dentro del ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), los últimos 20 ejerciendo como directivo en diversas entidades financieras y del sector  de los seguros, gestionando direcciones de TI, organización, logística y recursos humanos. Actualmente, decepcionado por el entorno del mundo financiero y por decisión propia, trabaja de taxista con su propia licencia. 'No he estudiado y trabajado tanto para engañar a la gente ni para tener que hacer cosas inaceptables. Buscaba no tener jefes y es lo mejor que me ha pasado'. Practica el budismo y la meditación como herramienta para el crecimiento personal.'To survive, we have to replace competition for collaboration'. A Computer engineer, he has worked for over 40 years in several areas within the field of Technology on Information and Communications (TIC), the last 20 as an executive, playing his trade in different financial entities and in the insurance industry, managing TI, organization, logistics and human resources addresses. Currently, disappointed by the environment of the financial world and by free choice, works as a taxi driver with his own license. 'I did not studied and worked so hard to trick people or to have to do unacceptable things. I wanted to live without a boss and it's the best thing ever happened to me'. He practices Buddhism and meditation as a tool for personal growth." ["post_title"]=> string(132) "WHAT ABOUT: El futuro por Carlos Alberto RoldánWHAT ABOUT: The future by Carlos Alberto Roldán" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "what-about-the-future-by-carlos-alberto-roldan" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 17:52:01" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 15:52:01" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=4156" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#7440 (24) { ["ID"]=> int(5033) ["post_author"]=> string(3) "420" ["post_date"]=> string(19) "2013-07-22 00:01:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-07-21 22:01:44" ["post_content"]=> string(7858) "Se denomina 'obsolescencia programada' a la determinación del fin de la vida útil de un producto, de tal forma que, tras un período de tiempo concreto decidido por el fabricante, ese producto se vuelve obsoleto, inútil, inservible. Lo que se persigue con esta práctica es el lucro económico: en algún momento el producto fallará, y obligará —aunque esto es siempre relativo— al consumidor a comprar otro. Y así, sucesivamente. Este sistema de producción genera una ingente cantidad de residuos, lo que provoca un problema medioambiental, debido, en gran parte, a la falta de una gestión adecuada de esos desechos. Cualquier producto es susceptible de quedarse obsoleto prematura, programada y planificadamente: desde un móvil hasta la ropa que 'se pasa de moda'. Aunque todo comenzó con una bombilla.
Esta bombilla californiana lleva encendida desde el año 1901 —Imagen Unknown Author
Antes de que los fabricantes adoptaran la obsolescencia como norma, allá por la década de 1920, se fabricó una bombilla en junio de 1901... que sigue funcionando hoy en día, más de cien años después. Se encuentra en una estación de bomberos de Livermore, California, en Estados Unidos. El artilugio despierta mucha curiosidad, por inusual, hasta el punto de que han instalado una webcam para seguir los años de vida de esta 'anomalía'. ¡Y no es la única! Hay más bombillas centenarias funcionando, aunque no tan longevas. Esta bombilla eterna inspiró al español Benito Muros, presidente de OEP Electrics, para crear una bombilla LED que no se gasta nunca. Muros, además, ha emprendido una encrucijada contra la finitud de los productos de la economía actual. Creó el Movimiento SOP —Sin Obsolescencia Programada— como 'una nueva manera de pensar, de hacer las cosas. De crear un nuevo sistema en que los productos estén diseñados y hechos para durar para siempre y que no nos obligue a gastar innecesariamente, y ser más respetuosos con nuestro planeta', según relata el propio Muros en una entrevista en La Vanguardia en 2012. Como es fácil imaginar, la bombilla de Benito Muros tiene dificultades para entrar en el mercado. Según cuenta en la misma entrevista, 'las distribuidoras nos dicen que viven de las que se funden, y los grandes almacenes nos proponen duplicar su precio, a lo que nos hemos negado. Hemos tenido ofertas millonarias para no sacarla al mercado y amenazas de muerte, que están en manos de la policía'. La idea es sencilla: si los productos no tienen fecha de caducidad, no se generarán residuos. Las voces que apoyan la obsolescencia argumentan que su desaparición colapsaría el sistema, ya que miles de personas perderían su puesto de trabajo. Lo cierto es que en el planeta ya somos más de 7000 millones de personas. La cantidad media de basura que generamos cada uno de nosotros es de más de 1 kilo al día, según la oficina de estadística Eurostat. Es decir, en un día producimos más de 7000 millones de kilos de basura. Muchos de estos residuos no son biodegradables, y otros muchos son, además, contaminantes. La situación se revela insostenible. El documental 'Comprar, tirar, comprar', de Cosima Dannoritzer, analiza el tema en profundidad, y ofrece una singular solución: arreglar en lugar de comprar. Una reflexión interesante.It is called 'planned obsolescence' to the determination of the end of life of a product, so that, after a certain period of time determined by the manufacturer, the product becomes obsolete, useless. The aim of this practice is the economic profit: at some point the product will fail, and force —although this is always relative— the consumer to buy another. And so on. This production system generates a huge amount of waste, causing an environmental problem, due in large part to the lack of proper management of these wastes. Any product is susceptible to planned obsolescence: from a mobile to the clothes 'gets old'. Although it all began with a light bulb.
This Californian light bulb is on since 1901 —Imagen Unknown Author
Before manufacturers adopted obsolescence as a rule, in the 1920s, a light bulb was made in June 1901 ... which is still operating today, over 100 years later. It is located in a fire station in Livermore, California, in the United States. It's so unusual that they have installed a webcam to see how this 'anomaly' still works. And it's not the only one! There are more centenarians bulbs working, although not as long-lived. This eternal bulb inspired spanish Benito Muros, president of OEP Electrics, to create a LED bulb that is never spent. Muros also began a fight against this practice of the current economy. He created No Planned Obsolescence movement as 'a new way of thinking and doing things and creating a new system in which products are designed and made to last forever and they do not make us spend unnecessarily, and be more respectful of our planet', as related by himself in an interview in La Vanguardia Journal in 2012. As you can imagine, this new bulb has difficulty entering the market. In the same interview, Muros told that 'the distributors tell us that it's their way of living, and department stores offer us increase the price, to which we have refused. We have been offered a lot of money to not remove the market and death threats, which are in the hands of the police'. The idea is simple: if the product does not have an expiration date, do not generate waste. The voices that support the obsolescence argue that their disappearance would collapse the system, as thousands of people will lose their job. The truth is that we are more than 7 billion people living on this planet. The average amount of garbage we generate each of us is more than 1 kilo per day, according to the statistical office Eurostat. That is, in one day we produce more than 7 billion kilos of garbage. Many of these wastes are not biodegradable, and many are also contaminants. The situation is unsustainable. The documentary 'Buy, throw away, buy', by Cosima Dannoritzer, discusses the issue in depth, and provides a unique solution: fix instead of buying. An interesting reflection." ["post_title"]=> string(80) "Fabricado para romperseManufactured to break" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "manufactured-to-break" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-03 12:20:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-03 11:20:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=5033" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#7597 (24) { ["ID"]=> int(3089) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2012-08-20 00:01:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-08-19 22:01:08" ["post_content"]=> string(1856) "Para el sociólogo francés Émile Durkheim, uno de los grandes pioneros en el estudio de las ciencias sociales junto a Karl Marx y Max Weber, los seres humanos son criaturas cuyos deseos son ilimitados; al contrario que otros animales, no quedan saciados cuando sus necesidades biológicas son satisfechas. Semejante circunstancia sólo puede ser manejada con éxito por elementos externos al propio ser humano, según Durkheim: las religiones y las sociedades, con sus conjuntos de reglas morales y éticas, deben servir para poner límites al deseo individual y funcionar como 'una fuerza reguladora que cumpla el mismo rol respecto a las necesidades morales que el cumplido por el organismo para las necesidades físicas'. Este vídeo está inspirado por estas ideas, concebidas a finales del siglo XIX, y reflexiona sobre su vigencia en la vida de hoy, a principios del XXI.For the French sociologist Emile Durkheim, one of the great pioneers in the study of social sciences with Karl Marx and Max Weber, humans are creatures whose desires are unlimited, and unlike other animals, are not satisfied when their biological needs are satisfied. According to Durkheim, these circumstances can only be successfully managed by elements external to the human being: the religions and societies, with their sets of moral and ethical rules, should serve to put limits on individual desire and work as 'a regulatory force that fulfills the same role with respect to the moral needs met by the body for the physical needs'. This video is inspired by these ideas, conceived in the late nineteenth century, and reflects on its relevance in today's life in early XXI." ["post_title"]=> string(81) "Ningún hombre es una islaNo man is an island" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "no-man-is-an-island" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2014-07-13 14:29:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2014-07-13 12:29:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=3089" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } }