14/03/2015

Yo, mi, me, conmigo en el siglo del yo

Sabemos que vivimos en una sociedad profundamente individualista y de consumo. Es una realidad que este tipo de organización social, centrada en el individuo, en la libertad y en la felicidad, está teniendo unos costes sin precedentes para la vida del planeta, pero también para muchas personas a las que no tiene en cuenta.

La sociedad de consumo actual también ha sido llamada del conocimiento y de la información. Hoy, el conocimiento de lo que ocurre a las afueras no sólo de nuestras casas, sino también de nuestras fronteras, es accesible para todo el mundo. Sin embargo, somos sociedades inmóviles ante las injusticias y horrores dentro y fuera de nuestras esferas más cercanas. Sólo consumimos ese conocimiento. Somos lo que se ha denominado ‘consumidores pasivos’.

¿Cómo empezó esta forma de individualidad y que utilidad tenía? ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo se surgió la sociedad de consumo? ¿Cómo llegamos a ser quienes hoy somos? ¿Cómo llegamos a identificarnos con cosas y no con pensamientos, con necesidades inmediatas y no con ideales a largo plazo? ¿Cuándo dejamos de ser una comunidad para ser solamente nosotros?

Estas son algunas preguntas a las que da respuesta el documental que proponemos: El siglo del yo. Dirigido por el documentalista británico Adam Curtis, es la primera de las cuatro partes que conforman el documento completo. Fue publicado en 2002, nominado a numerosos premios y ganador en las categorías de mejor serie documental en los Broadcast Awards y mejor película histórica del año en los Longman History Today Awards.

Adam Curtis indaga en la influencia activa que tuvo la teoría del psicoanálisis de Freud, importada por Edward Bernays, su sobrino, de Europa a Estados Unidos en la economía, política y sociedad a partir de los años 20. A través del conocimiento de las teorías de Freud, Bernays, una figura híbrida entre ideólogo, publicista, una especie de incipiente figura del actual relaciones públicas, descubrió cómo a través de la psique se podían modificar los comportamientos de las personas. Cómo creando símbolos acerca de los productos de consumo se podían manipular las preferencias de las personas respecto a estos. Vio cómo se podían vincular los sentimientos a los bienes. Inventó la teoría de la propaganda y de persuasión del yo hacia las masas.

Edward Bernays se inspiró en las teorías de su tío Sigmund Freud para convertir necesidades en deseos y crear así la sociedad de consumo —Imagen Unknown Author

Años 20, la industria crece, y el miedo a la superproducción y la gestión del excedente aumentan a la par. Las grandes corporaciones necesitaban lo que Bernays les ofreció, un modo de transformar el consumo de necesidades en consumo de deseos. Son los felices 20, que vinieron seguidos del gran crack del 29.

Pese a esa gran caída, desde ese momento el capitalismo no ha dejado de acercarse al capitalismo liberal que hoy conocemos. Hubo, después de la gran depresión, una fase intermedia de capitalismo intervenido y regulado  —como el keynesianismo o el New Deal de Roosevelt, lo que se ha llamado posteriormente ‘los años dorados del capitalismo’—. Esta fase fue de lucha entre las corporaciones y los intereses privados frente los intereses públicos y del Estado. Lucha que culminó en 1979, con la crisis del petróleo y la transformación definitiva de este modelo de producción en su versión más feroz, en Inglaterra con Thatcher y en Estados Unidos con Reagan.

El documental nos da muchas de las claves necesarias para entender cómo se dio ese proceso, y cómo el supuesto matrimonio entre democracia y capitalismo liberal se ha presentado cómo inquebrantable, cuando en realidad, como veremos, es un matrimonio de conveniencia —y no precisamente bien avenido— donde el aumento de la libertad en el consumo está reñida con nuestros derechos y con la libertad en su sentido más profundo.

Los interesados en este matrimonio os resultarán familiares: Lehman Brothers, Rockefeller, General Motors… y Edward Bernays, que sería el divulgador de las ideas en las que posteriormente se basaría Goebbels para el desarrollo de sus técnicas de propaganda e ideologización en la Alemania de Hitler.

Artículos relacionados
899
25
array(2) { [0]=> int(899) [1]=> int(25) }
array(4) { [0]=> object(WP_Post)#6997 (24) { ["ID"]=> int(2607) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2012-06-18 00:02:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-06-17 22:02:07" ["post_content"]=> string(2738) "El trabajo de José Carlos Meirelles consiste en documentar la existencia de tribus aisladas en la Amazonia y protegerlas del contacto con los no-indígenas. El avance de la explotación económica en la frontera entre Brasil y Perú, especialmente la maderera y la petrolera, amenaza con destruir esa zona de la selva, provocando el genocidio de las comunidades que viven en ella. De 'los últimos humanos libres', como le gusta decir a José Carlos. El genocidio es un delito tipificado en el derecho internacional. Tanto la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio de 1948 como el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 1998 recogen una idéntica definición: Se entenderá por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal: 1 —Matanza de miembros del grupo. 2 —Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo. 3 —Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial. 4 —Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo. 5 —Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo.The work of Jose Carlos Meirelles is to document the existence of uncontacted tribes in the Amazon and protect them from contact with non-Indians. The advance of economic exploitation in the border between Brazil and Peru, especially timber and oil that threatens to destroy the forest area, causing the genocide of the communities living in it, or 'the last free humans', likes to say Jose Carlos. Genocide is a crime under international law. Both the Convention on the Prevention and Punishment of the Crime of Genocide of 1948 as the Rome Statute of the International Criminal Court of 1998 contained an identical definition: Be considered genocide either following acts committed with intent to destroy, in whole or in part, a national, ethnical, racial or religious group as such: 1 —Killing members of the group. 2 —Causing serious integrity physical or mental harm to members of the group. 3 —Deliberately inflicting on the group conditions of life calculated to bring about its physical destruction in whole or in part. 4 —Imposing measures intended to prevent births within the group. 5 —Forcibly transferring children of the group to another group." ["post_title"]=> string(94) "Lejos de las leyes de los hombresAway from the laws of men" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "away-from-the-laws-of-men" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-13 14:50:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-13 12:50:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=2607" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "1" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#6994 (24) { ["ID"]=> int(7102) ["post_author"]=> string(4) "2055" ["post_date"]=> string(19) "2020-01-19 14:37:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2020-01-19 13:37:08" ["post_content"]=> string(9145) "En el ámbito de la sociología se denomina masa crítica a la cantidad de personas a partir de la cual un fenómeno concreto tiene lugar y adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y seguir existiendo, incluso crecer. Este concepto tiene su equivalente en física, que considera la masa crítica como la cantidad mínima de material necesaria para que se produzca y mantenga una reacción nuclear en cadena. Cuando una persona se para en la calle y mira hacia el cielo, normalmente no ocurre nada extraordinario y el resto de la gente continúa su camino, ignorándola. Cuando tres personas se paran y miran al cielo, quizá algunas otras se den la vuelta con curiosidad, antes de seguir con lo suyo. Pero existe un número concreto de personas —en este caso dependería de varios factores como la cultura en la que se desarrolla la escena, la hora o el ancho de la calle— que puede hacer que los demás se detengan y miren hacia el cielo también. W_masacritica
Si un número concreto de personas se pone a mirar al cielo a la vez, puede conseguir que los demás se paren y hagan lo mismo —Imagen Unknown Author
Hace mucho tiempo que disciplinas como la biología, la historia, la sociología o las matemáticas se han interesado por el fenómeno, principalmente por su enorme capacidad para generar cambios duraderos o permanentes, como especifica la teoría de las catástrofes, que comparte ámbito con la masa crítica y fue planteada a finales de los años 60 por el matemático francés René Thom y muy difundida después por los estudios de Christopher Zeeman, que la aplicaban a las ciencias humanas. La teoría de las catástrofes es especialmente útil para el estudio de sistemas dinámicos que representan fenómenos naturales —cuyas características no pueden ser descritas de manera exacta por el cálculo diferencial— y representa la propensión de los sistemas estructuralmente estables a manifestar discontinuidad, divergencia e histéresis. La discontinuidad implica que en cualquier sistema pueden producirse cambios repentinos del comportamiento o de los resultados y entonces, al llegar a cierto punto, ya no es posible seguir manteniendo el mismo estado y se sufre un cambio brusco. La divergencia es la tendencia de los pequeños cambios a generar grandes cambios. Si un avión tiene capacidad para 100 pasajeros, una demanda de 101 motivará la necesidad de utilizar otro avión mayor, y quizá la de tener que aterrizar en un aeropuerto distinto. En otras palabras, variaciones muy pequeñas en el punto de partida derivan hacia resultados totalmente alejados. La histéresis es el fenómeno por el que el estado de un material depende de su historia previa. La tendencia de un material es la de conservar sus propiedades incluso en ausencia del estímulo que las ha generado, aunque también es cierto que si los comportamientos varían pueden conducir a que no se vuelva a la situación inicial. Un ejemplo muy simple de un proceso de este tipo es la longitud de una varilla metálica en función de la temperatura: si se superan ciertos grados la varilla metálica se derretirá, se le desprenderá un trozo y ya será imposible volver al estado inicial. W_masacritica2
La esclavitud se remonta a la Edad Antigua —Aristóteles llegó a sostener que era un fenómeno natural— y fue una práctica habitual hasta finales del siglo XVIII —Imagen Unknown Artist
Aunque todos estos términos son muy técnicos y relativamente recientes, en la práctica hace siglos que las partes más intrépidas de la masa social han venido protagonizando actos que han marcado el devenir político y social del mundo, afectando al sistema y llegando en algunos casos a modificar paradigmas: desde la lucha de los plebeyos contra los patricios por sus derechos como ciudadanos de Roma hasta la Revolución francesa, pasando por la rebelión de los esclavos africanos por toda América, por citar sólo unos ejemplos. Después de ellos, el mundo ya no volvió a ser el mismo.In the field of sociology is called critical mass the amount of people from which a particular phenomenon occurs and acquires an own dynamic that allows it to hold itself and continue existing, even grow. This concept has its equivalent in physics, which considers the critical mass as the minimum amount of material needed to produce and maintain a nuclear chain reaction. When a person stands on the street and looks skyward, usually nothing outstanding happens and the rest of the people continues its path, ignoring her. When three people stop and look at the sky, maybe some others look curiously for a moment before continuing with their own. But there is a certain number of people —in this case would depend on several factors such as culture where the scene takes place, weather or width of the street— which can make others stop and look skyward also. W_masacritica
If a specific number of people look at the sky at the same time, they can get others to do the same —Image Unknown Author
Long time that disciplines such as biology, history, sociology or mathematics have been interested in the phenomenon, mainly because of its enormous capacity to generate lasting or permanent changes, as specified by the catastrophe theory, which shares field with the critical mass and was launched in the late 60s by the French mathematician René Thom and widespread later by the Christopher Zeeman studies, which applied it to the human sciences. The catastrophe theory is especially useful for the study of dynamic systems that represent natural phenomena —whose characteristics can not be accurately described by the differential calculus— and represents the propensity of structurally stable systems to manifest discontinuity, divergence and hysteresis. Discontinuity implies that in any system may occur sudden changes in behavior or outcome and then, at a certain point, is no longer possible to maintain the same state and undergoes an abrupt change. Divergence is the tendency of small changes to produce big changes. If a plane can accommodate 100 passengers, a demand of 101 will motivate the need for a larger plane, and perhaps having to land at a different airport. In other words, very small variations in the starting point can derive to results totally divorced. Hysteresis is the phenomenon by which the state of a material depends on its previous history. The tendency of a material is to preserve their properties even in the absence of the stimulus that generated them, although it is true that if the behaviors vary can lead to not return to starting position. A very simple example of a process of this type is the length of a metal rod depending on the temperature: if certain degrees are exceeded the metal rod will melt, a piece come off and it will be impossible to return to the initial state. W_masacritica2
Slavery dates back to Antiquity —Aristotle even claimed that it was a natural phenomenon— and was common practice until the late XVIII century —Image Unknown Artist
Although these terms are very technical and relatively recent, in practice for centuries the most intrepid parts of the social mass have been starred acts that have marked the political and social future of the world, affecting the system and in some cases modifying paradigms: from the struggle of the plebeians against the patricians for their rights as citizens of Rome to the French Revolution, passing through the rebellion of African slaves across all America, to name just a few. After that, the world was never already the same." ["post_title"]=> string(129) "La masa crítica y la teoría de las catástrofesThe critical mass and the catastrophe theory" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "the-critical-mass-and-the-catastrophe-theory" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-13 13:31:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-13 11:31:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=7102" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#6998 (24) { ["ID"]=> int(5611) ["post_author"]=> string(3) "131" ["post_date"]=> string(19) "2014-02-17 00:01:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-02-16 23:01:47" ["post_content"]=> string(7267) "La industria que más ha evolucionado, la única que realmente ha evolucionado, es la industria de la comunicación; dispositivos móviles, redes sociales, internet, broadband. La comunicación ha permitido un mundo súper conectado acelerando cambios económicos y sociales con una rapidez hasta hace poco inimaginable. La era que vivimos es la del acceso universal, formamos parte de una consciencia global donde la información es inmediata sin barreras tecnológicas o geográficas. Philip K Dick, Asimov  o Stanislav Lem no pudieron imaginar un mundo donde el saber de mil Alejandrías estuviera almacenado en un espacio etéreo llamado nube y accesible a golpe de click, donde quieras, cuando quieras, lo que quieras. Julio Verne no pudo imaginar comunidades formadas por millones de individuos, siglos de cultura en la palma de la mano, toda la historia en gran cinemascope a través de unas simples gafas, un mundo donde autor y espectador se funden, se confunden, se intercambian hasta formar una sola entidad. Y en este mundo en plena transformación, que gira más rápido y gira diferente, el repartidor de periódicos continúa pedaleando colina abajo y sin frenos, directo hacia ese abismo donde las cosas ya no tienen razón de ser. Los principales diarios españoles han pasado de tener de media 200 mil lectores que pagaban euro y medio cada día, a seis millones que no pagan un céntimo. Han pasado de 200 mil lectores y una estructura de dos mil empleados, a seis millones de lectores y la mitad de la plantilla, de facturar 500 millones anuales a luchar por alcanzar los 300 millones. De marcar al político el camino a pedirle ayuda para subsistir. Y el repartidor se precipita colina abajo, cada vez más rápido. W_thepaperboy2
Repartidores de periódicos a principios del siglo XX —Imagen Unknown Author
Los principales grupos periodísticos diseñaron un lucrativo modelo de negocio basado en tres fuentes de ingreso: la venta de contenidos, la publicidad y las promociones. Pero, aunque eran los contenidos el reclamo de las otras dos, fue ésta la partida que sacaron de la cuenta de resultados, reduciendo el precio, menguando el valor. Cuando el negocio promocional se agotó y la crisis hundió la inversión publicitaria a la mitad, los contenidos no valían nada, aspecto bastante paradójico, pues son consumidos por millones de internautas y cuestan mucho de elaborar. Hace rato que el precipicio es visible para el repartidor de periódicos, hace tiempo que sabe que tiene que virar hacia nuevos horizontes, con modelos de negocio más sostenibles. Pero hace tiempo que el repartidor cambió la bicicleta por un camión de 16 ruedas y 20 toneladas. Y maniobrar ese trasto no es nada sencillo. La industria que más ha evolucionado, la única que ha evolucionado, es la industria de la comunicación, pero esa evolución conlleva cambios dramáticos en el modelo de negocio de los agentes que participan, en su estructura y en la forma en que se relacionan con su audiencia. Se levantarán murallas de pago, y caerán castillos, se unirán familias y se fusionarán imperios. Se derramará sangre, ya hay mucha sangre en el campo de batalla, demasiada, pero también habrá riqueza, porque hablamos de un mercado de 7000 millones de consumidores, y el premio será para aquellos que mejor sepan gestionar  la incertidumbre y monetizar sus contenidos. Sacar partido de un bien tan preciado como es la información.The industry that has evolved the most and the only one that has really evolved is the communication industry; mobile devices, social media, internet and broadband. Communication has allowed a super connected world, accelerating social and economic changes with a speed unimaginable until recently. We are living the age of universal access. We are part of a global consciousness where information is immediate without technological or geographical barriers. Philip K Dick, Asimov or Stanislav Lem could not have expected a world where thousands of books were stored in an ethereal space called the cloud and accessible with a simple click where you want, when you want, what you want. Jules Verne did not imagined about communities formed by million people, centuries of culture in the palm of your hand, the whole story in great cinemascope through some simple glasses, a world where author and spectator merge, become confused and they are exchanged until it forms a single entity. And in this transformational world, which rotates faster and spins differently, the paperboy continues pedaling downhill without brakes, straight into the abysm where things have no longer reason to be. The main Spanish newspapers have gone from an average of 200 thousand readers who paid one euro and a half each day to six million who do not pay a penny. It has gone from two hundred thousand readers and two thousand employees structure to six million readers and half of the workforce, from billing 500 million annually to strive to meet the 300 million. From leading politician’s paths to ask them help to survive. And the paperboy is precipitated downhill, faster and faster. W_thepaperboy2
Paperboys in the early XXth Century —Image Unknown Author
The main newspapers groups designed a lucrative business model based on three sources of income; content sale, advertising and promotions. But, even if the contents were the claim of the other two, this was the heading removed from the income statement, reducing the price and diminishing the value. When the promotional business was sold out and the crisis sank advertising investment to half, the contents were worthless. This is somewhat paradoxical as contents are consumed by millions of internet users and cost a lot to develop. This cliff has been visible to the paperboy since long, and he was warned to have to turn to new horizons with more sustainable business models. The paperboy changed the bicycle for a 16 wheel truck and 20 tons long time ago. But the problem is maneuvering that thing is not an easy task. The industry that has evolved the most and the only one that has really evolved is the communication industry, but evolution involves dramatic changes in the business model of the agents participating, in its structure and in the way they relate to their audience. Pay walls will rise and castles will fall, families will join and empires will merge. Blood will spill, there is already a lot of blood in the battlefield, too much, but there will be wealth because we talk about a market of 7000 million consumers, and the prize will be for those who are best able to manage uncertainty and monetize their content. Take advantage of something as precious as information." ["post_title"]=> string(106) "El repartidor de periódicos está en peligroThe paperboy is in danger" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "the-paperboy-is-in-danger" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-09 15:50:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-09 14:50:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=5611" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#7167 (24) { ["ID"]=> int(3089) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2012-08-20 00:01:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-08-19 22:01:08" ["post_content"]=> string(1856) "Para el sociólogo francés Émile Durkheim, uno de los grandes pioneros en el estudio de las ciencias sociales junto a Karl Marx y Max Weber, los seres humanos son criaturas cuyos deseos son ilimitados; al contrario que otros animales, no quedan saciados cuando sus necesidades biológicas son satisfechas. Semejante circunstancia sólo puede ser manejada con éxito por elementos externos al propio ser humano, según Durkheim: las religiones y las sociedades, con sus conjuntos de reglas morales y éticas, deben servir para poner límites al deseo individual y funcionar como 'una fuerza reguladora que cumpla el mismo rol respecto a las necesidades morales que el cumplido por el organismo para las necesidades físicas'. Este vídeo está inspirado por estas ideas, concebidas a finales del siglo XIX, y reflexiona sobre su vigencia en la vida de hoy, a principios del XXI.For the French sociologist Emile Durkheim, one of the great pioneers in the study of social sciences with Karl Marx and Max Weber, humans are creatures whose desires are unlimited, and unlike other animals, are not satisfied when their biological needs are satisfied. According to Durkheim, these circumstances can only be successfully managed by elements external to the human being: the religions and societies, with their sets of moral and ethical rules, should serve to put limits on individual desire and work as 'a regulatory force that fulfills the same role with respect to the moral needs met by the body for the physical needs'. This video is inspired by these ideas, conceived in the late nineteenth century, and reflects on its relevance in today's life in early XXI." ["post_title"]=> string(81) "Ningún hombre es una islaNo man is an island" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "no-man-is-an-island" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2014-07-13 14:29:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2014-07-13 12:29:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=3089" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } }