19/01/2014

El derecho a una existencia digna

La Renta Básica Universal es una política económica, en materia de economía y filosofía política. Aunque cuenta con numerosos precursores —Paine, Fourier, Van Parijs, More o Tobin, dentro de las disciplinas mencionadas— ha sido difundida y popularizada en España por Daniel Raventós y la Red Renta Básica. Con su propuesta se pretenden reformar algunas de las estructuras claves del capitalismo contemporáneo: la propiedad en sentido amplio, el trabajo y la libertad e igualdad de los individuos, para así suavizarlo y convertirlo en un modelo económico donde se vea aumentado el equilibrio social y menguada la desigualdad y la injusticia que hoy vivimos a nivel planetario.

Según la definición que ofrece la Red Renta Básica, la RBU es un ingreso pagado por el Estado, como derecho de ciudadanía, a cada miembro de pleno derecho residente de la sociedad donde se implante, independientemente de si no quiere o no puede trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser sus otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva. Es por tanto universal y sustituye cualquier otro tipo de prestación condicionada.

La Renta Básica Universal no toma en consideración tus ingresos o rentas, del mismo modo que la Seguridad Social —Imagen Unknown Author

Es una cantidad fijada según los datos económicos de cada país y coyuntura; en el caso de España, podría ser de alrededor de unos 500 euros —en términos más exactos, en 2007 podía ser de 451,6 euros, hoy se estima en 664— para los adultos y una quinta parte para los menores de 18 años. Esta cantidad es cercana al salario mínimo interprofesional y garantiza las condiciones de existencia básicas y dejaría a todo ciudadano por encima del umbral de la pobreza, referencia clave para la cantidad fijada por cada estado.

Financiación y regulación

Se puede financiar de diferentes maneras, pero la más aceptada y defendida por la Red Renta Básica —en España y otros países asociados— y de más valor redistributivo de la riqueza se realizaría a través de una reforma fiscal del IRPF, fijando un tipo único del 57,5% para todas aquellas rentas superiores a la RBU y liberando a las inferiores de cualquier carga impositiva. La RBU también es financiada, según este modelo, a través del ahorro de los costes de todo el aparato administrativo y burocrático que requieren los subsidios condicionados. Raventós, sostiene que con esta reforma fiscal, el 70% de la población con menos renta saldría beneficiada de la reforma, el 20% más rico perdería —se redistribuiría su riqueza— y el 10% entre esos dos tramos quedaría indiferente después de la reforma.

Dividiendo la población en lugar de por porcentajes por deciles en la riqueza, perderían riqueza a partir del sexto decil más rico, esto se imbricaría y tomaría sentido con el concepto rawlsiano de ‘desigualdades justas’, las que crean desigualdad positiva a los que están peor situados.

Los que más ganan después de esta reforma, sin duda son los que no tienen ingresos de partida. La riqueza se distribuye desde los más ricos hacia los más pobres, dirección contraria a la de hoy, donde la acumulación del capital se hace a través del expolio y la desposesión —D. Harvey, ‘Acumulación por desposesión’—, se concentra en unos, se escapa a los otros.

La RBU, por supuesto, una vez implantada, debe ir acompañada de una cierta regulación en las leyes que atañen al mercado de bienes y al mercado de trabajo. La RBU es condición necesaria pero no suficiente. También, la preparación social para entender y exigir como propio el derecho a la existencia y una viabilidad política que la haga posible serían algunas de las condiciones claves para su implantación y desarrollo.

El derecho básico

Durante la Revolución Francesa, cuna de los valores europeos y occidentales —Igualdad, Libertad y Fraternidad—, Robespierre, empapado de las ideas de la Ilustración, propagaba la idea, apoyado en los autores clásicos, de que el primer derecho del que emanan todos los demás es el derecho a la existencia; en el marco actual este derecho primordial es una lucha diaria, y en muchos casos una verdadera carrera de obstáculos.

W_lalibertadguiandoalpueblo
Durante la Revolución Francesa, Robespierre difundió la idea de que el primer derecho del que emanan todos los demás es el derecho a la existencia —’La libertad guiando al pueblo’, Eugène Delacroix, 1830

La existencia material garantizada como camino a la libertad e igualdad real de las personas es y ha sido un concepto manejado y trabajado por muchos filósofos clásicos y contemporáneos dentro de la tradición republicana —Aristóteles, Maquiavelo, Cicerón—. La idea de que un ciudadano no es libre si no tiene la libertad de no necesitar depender de otro para vivir, es antigua y está llena de fundamentos filosóficos: si un individuo no puede depender de sí mismo para vivir, si necesita de un tercero para ese fin, no es libre, no es sui iuris —en latín, (ciudadano) ‘de propio derecho’—, es decir, tiene que pedir permiso para vivir. Está en ese caso, a merced de las condiciones del otro y en el marco actual, de los vaivenes y cambios del mercado de trabajo y de sus condiciones, y en consecuencia no de sus necesidades y elecciones reales.

Capacidades y necesidades

La RBU se basa en el principio filosófico que afirma ‘a cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades’ —Saint Simón, Fourier, Bakunin—, con la libertad y la igualdad como paraguas filosófico para una sociedad justa de ciudadanos libres e iguales. Intenta resolver el problema filosófico acerca de la libertad individual, que desde los clásicos ha preocupado a muchos pensadores. En su formulación contemporánea, Philippe Van Parijs, reformulador teórico entre otros de la actual Renta Básica y autor de ‘Real Freedom for all’ —Libertad real para todos—, una sociedad realmente libre es aquella que satisface las tres condiciones siguientes, en este orden de prioridad: 1—Seguridad: existe una estructura de derechos y libertades básicas bien articulada; 2—Propiedad de uno mismo: en esa estructura, cada persona es propietaria de sí misma y de las decisiones sobre su vida; y 3—Ordenamiento leximin de la oportunidad: es decir, en esa estructura, cada persona cuenta con la mayor oportunidad posible para hacer cualquier cosa que pudiera querer hacer.

En una sociedad realmente libre, quienes tengan menos oportunidades de partida, tendrán las máximas que podrían tener en cualquier otro orden social que podamos llevar a cabo. Algunas de las ventajas de facto que podrían crear la implantación de la RBU a través de una reforma fiscal del IRPF, serían las siguientes:

1— Redistribución de la riqueza.

2— Mejora de los estratos socio-económicos más bajos de la sociedad a todos los niveles, siempre más vulnerables y al límite del no acceso al empleo y otros recursos para la vida. Aumento de las oportunidades.

3— Aumento de la capacidad de negociación del trabajador, por la eliminación del factor necesidad que imposibilita la libertad en sentido profundo —de elección—.

4— Aumento de las condiciones de los trabajos más desagradables —al disminuir su demanda y tolerancia delante de según qué condiciones—.

5— Ahorro de los costes administrativos de vigilancia y control: al encontrar trabajo no se pierde la RBU, con el consiguiente probable descenso del trabajo ilegal y de la economía sumergida.

6— Redistribución del trabajo entre más de uno, o partición de las jornadas de trabajo entre más de uno. No necesidad de las ocho horas, libertad de elección de cuánto tiempo se destina al trabajo remunerado —según necesidad—. Y por tanto aumento en el número de puestos de trabajo, con el consiguiente descenso del desempleo.

7— Aumento del equilibrio y la elección entre los tres tipos de trabajo que existen: el trabajo remunerado, el trabajo doméstico y el trabajo voluntario o autotélico. Según las necesidades y elección de cada individuo. Mayor equilibrio social.

8— Y la más importante y que sustenta a las demás: aumento de la igualdad entre las personas, pero sobre todo de la libertad.

Artículos relacionados
899
25
array(2) { [0]=> int(899) [1]=> int(25) }
array(4) { [0]=> object(WP_Post)#6994 (24) { ["ID"]=> int(7081) ["post_author"]=> string(3) "390" ["post_date"]=> string(19) "2014-11-27 00:01:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-11-26 23:01:48" ["post_content"]=> string(16472) "Si es cierto que hoy el mundo vive en una encrucijada, dos fuerzas están en momento de lucha. Y si es cierto que el sistema al fin y al cabo somos nosotros, se hace cada vez más urgente la necesidad de que empecemos a tomar partido en esta lucha, ya que la realidad parece estar pasando por encima de nosotros sin ni siquiera darnos cuenta. Existe y se está trabajando en un acuerdo transnacional de comercio que afectará al mundo entero, cambiando muchas de las estructuras ya mínimas de protección y de derechos que nos quedan a los ciudadanos y, por qué no decirlo, a los propios gobiernos. Pero no lo habréis leído en ningún diario, ni en la televisión, ni en ningún medio de comunicación de masas, por lo que una vez más se han visto delatados como auténticos cómplices del poder y no de la ciudadanía y la opinión pública, por las que teóricamente tienen su razón de ser. W_banderasUSAyUE
Políticamente, el acuerdo eliminará diferencias entre las normativas estadounidense y europea —'Eeuuroflags', Javier Aristu, 2014
El pasado 28 de noviembre de 2011 se creó el Grupo de Trabajo de Alto Nivel sobre Empleo y Crecimiento, con el objetivo de estudiar posibles vías para el incremento de la inversión y el comercio  entre EUA y  la UE. En junio de 2013, UE y EUA anunciaron ‘la solución’: El Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión —TTIP en sus siglas en inglés— . El acuerdo es un tratado de libre comercio, con precedentes históricos y con terribles similitudes, terribles porqué ninguno de ellos ha conseguido los objetivos que se planteaba a nivel social y de empleo, si no todo lo contrario. El NAFTA, por ejemplo, vaticinó a través de la voz de Bill Clinton 20 millones de nuevos puestos de trabajo y al cabo de los años ha destruido un millón de empleos y ha aumentado la precarización de los que han quedado en pie. El TTIP tiene su razón de ser, en teoría, en que va a crear —dicen las voces más optimistas— dos millones de nuevos empleos, además de un crecimiento del PIB del 1% anual para las economías que une el tratado, EUA y UE. Sin embargo, delante de tan alentadoras cifras, ninguna de las potencias —entre ellas España—  ha hecho públicas estas estimaciones, ni han dicho una palabra sobre el tratado ni lo han incluido como parte de su programa político, para conseguir votantes. Curioso, muy curioso. Lo que pretende el tratado es reducir al máximo todas las restricciones comerciales que existen entre ambas potencias, las arancelarias y las que no lo son. Los aranceles entre EUA y UE son ya muy bajos, casi simbólicos, existe ya un casi auténtico libre comercio entre ambas potencias. Sin embargo, las restricciones no arancelarias, las que mantienen la soberanía en leyes de tipo, laboral, social, medioambiental y en política económica, sí son muy diferentes a uno y otro lado del océano. Es aquí donde el tratado pretende incidir con más fuerza, y es el auténtico motivo de su creación. Diferentes normativas Europa tiene unas normativas a todos los niveles mucho más estrictas que las de los EUA. Para empezar, en la UE existen los Estados de Bienestar más fuertes y extensos del mundo, frente a EUA que tiene el Estado de Bienestar más débil que existe en el mundo Occidental; a nivel de derechos no pueden estar más lejos la una de la otra. Ocurre lo mismo referente a las normativas de consumo, producción, agricultura o uso de productos químicos y transgénicos. En EUA hay decenas de productos químicos y transgénicos que en la UE están prohibidos. En EUA para determinar, por ejemplo, qué productos son peligrosos para el consumo humano, es el propio gobierno quien estudia, concluye y saca al mercado o no dichos productos. En la UE el procedimiento es a la inversa, son las empresas quienes deben probar que esos productos no son tóxicos, y luego el Gobierno los aprueba o no para su consumo. Las leyes medioambientales son allí mucho más laxas que aquí y, volviéndolo a nombrar, las referentes a derechos sociales son incomparables. Por otra parte, los modelos económicos y de producción difieren a todos los niveles: en la UE el 90% del PIB está constituido por pequeñas y medianas empresas y su destrucción perjudica a sus economías, algo que se ha dicho hasta la saciedad en Europa. EUA tiene un modelo que inversamente está basado en la gran empresa multinacional y en los grandes ejércitos de trabajadores, los llamados técnicamente working-poors —trabajadores pobres—, sólo se cumplen dos de los derechos que establece la Organización Internacional de los Trabajadores de los ocho que se respetan en la UE. Por otra parte, dado su modelo de bienestar y de producción, EUA ostenta la economía más desregulada, neoliberal y de libre mercado del mundo. W_eurodolar
Económicamente, el acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea afectará al 60% del PIB mundial —'Eeuuromoney', Javier Aristu, 2014
Nivelar las contingencias Bien, el TTIP lo que pretende es homogeneizar estas diferencias, y que a uno y otro lado estas barreras o restricciones —llamadas contingencias— se nivelen entre ambas partes del acuerdo. Pero el hecho es que, para nivelarse, claramente la UE tendrá que hacer más laxas todas sus normativas, ya que si lo que hace falta es nivelar, la UE forzosamente tendrá que bajar el nivel de sus leyes hacia unas nuevas y menos restrictivas. Como señala Juan Torres López, catedrático en Economía Aplicada y miembro del Consejo Científico de ATTAC, en una entrevista para el portal web DailyMotion, este acuerdo en cuanto a las contingencias va a suponer tres grandes cambios: 1 —El acuerdo va a hacer que en el intercambio de productos se establezca una equivalencia: lo que vale allí aquí también, las normas se homologarán y productos que aquí están prohibidos podrán ser comercializados y por tanto consumidos. Algunos ejemplos son la carne de ternera hormonada, las sustancias químicas en higiénicos y cosméticos, la limpieza de pavos y pollos con cloro o un mayor número de productos transgénicos, todos hasta ahora prohibidos en la UE, y la no obligatoriedad de detallar su condición en las etiquetas —otra diferencia fundamental—. 2 —Leyes y tribunales específicos para lo que se llama ‘protección a la inversión’. Si un inversor o empresa opera por ejemplo en el mismo sector que el público, puede pedir las mismas condiciones o incluso mejores para competir con éste libremente, y por tanto el sector público quedar desprotegido. Es decir, se homologarían también el sector público y el privado. 3 —Todo a través de la creación de tribunales específicos —no públicos y regulares— para este tipo de regulaciones para la protección a la inversión, que la experiencia histórica con otros tratados similares nos dice que son discretos y silenciosos públicamente, es decir que funcionan de espaldas a la opinión pública y normalmente de gran arbitrariedad. En resumen,  un auténtico y definitivo golpe de gracia a la democracia y a la soberanía de las naciones, a los gobiernos y al sector público. Un golpe definitivo también a las economías emergentes, ya que occidente se alía con occidente —EUA y UE representan el 60 % del PIB mundial—, aunque con la libertad de poder seguir deslocalizando. Y, por fin, el triunfo de una de las dos tendencias en lucha, la de la desdemocratización y el libre mercado, donde el máximo beneficio reina por encima de todo lo demás: naturaleza, individuo, derechos y sociedad. El tratado sigue en negociaciones; el comisario DeGucht, uno de sus capitanes, asegura que las negociaciones deben ser confidenciales hasta su fin. El acuerdo podría estar en marcha a finales de este año 2014 o principios del siguiente. En España, el 6 de mayo de 2014 IU planteó un referéndum para el TTIP que fue desestimado por el voto en contra de PP, PSOE, CIU, PNV y UPyD, es decir, todos los partidos mayoritarios. Un último dato de interés: nueve de las diez partes que componen los negociadores del tratado están formadas por lobistas y grandes empresas. Adiós al viejo continente, hello McDonald’s! ¿Qué hacemos?If it is true that today the world is at a crossroads, two forces are currently in times of struggle. And if it is true that the we are the system, becomes ever more urgent that we start taking sides in this fight, because the reality seems to be happening above us, and we are not realizing. Exists and is working now in a transnational trade agreement that will affect the whole world, will the change many of the already minimal structures of protection and of rights of the  citizens and why not say, of governments themselves. But you will have not read in any newspaper or on television, or by any means of mass communication, so that once again they have been heralded as genuine accomplices of power, not the citizenry and public opinion, by the theoretically have their rationale. W_banderasUSAyUE
Politically, the agreement will eliminate differences between American and European regulations —'Eeuuroflags', Javier Aristu, 2014
On November 28 2011 was created the Working Group High Level Jobs and Growth, in order to explore possible avenues for increasing investment and trade between the US and the EU. In June 2013, EU and US announced ‘the solution’: the Transatlantic Trade and Investment Agreement —TTIP is its acronym in English—. This agreement is a free trade agreement with historical and terrible precedents, terrible why none have achieved the objectives posed to social and employment level, if not the opposite. The NAFTA, for example, was predicted by the voice of Bill Clinton the creation of 20 million new jobs and after years has destroyed a million jobs and has increased the insecurity of those left standing. Well, the TTIP has its reason for being, in theory, because will create —said by the most optimistic voices— two million new jobs and a GDP growth of 1% per annum for US and EU. However, in front of such encouraging figures, none of the powers —including Spain— has made public these estimates, neither have said a word about the treaty nor included as part of its political program, to get voters. Curious, very curious. What pretends the treaty is to reduce all trade restrictions between the two powers, tariff and which are not tariff. Tariffs between the US and EU are already very low, almost symbolic, there is an almost free trade between the two powers. However, non-tariff restrictions maintaining sovereignty in type laws, labor, social, environmental and economic policies themselves are very different on either side of the ocean. It is here where the treaty aims to influence more strongly, and is basically his real reason for being. Very different regulations Europe has a policy more stringent than US levels. For start there are the welfare states in Europe stronger and more extensive in the world, compared to the US which has the weakest welfare state that exists in the Western world. In the dimension of rights cannot be further from each other, neither the regulations concerning the use, production, or use of agricultural chemicals and genetically modified products. In the US there are tens of chemicals, but are banned in Europe. In the US, for example, to determine which products are dangerous for human consumption is the government itself who studies and concludes and if you can market or not. In Europe the process is reversed, the companies who must prove that these products are not toxic, then the government approves or not for consumption. Environmental laws are much laxer there than here, and returning it to name those concerning social rights are incomparable. Moreover, the economic models and production differ at all levels. In the EU, 99% of GDP consists of small and medium enterprises and their destruction would adversely affect their economies, something that has been said ad nauseam in EU. US has a model that is inversely based on large multinational corporations  and large armies of workers, technically called working-poors, only two of the rights established by the International Organization of Workers are met, in front of the eight rights respected in Europe. Moreover, since their model of welfare and production, US have the most deregulated, free-market and most neoliberal economy of the world. W_eurodolar
Economically, the agreement between the United States and the European Union will affect to 60% of global GDP —'Eeuuromoney', Javier Aristu, 2014
Leveling contingencies Well, the TTIP it aims to standardize these differences, and on either side of these barriers or restrictions —called contingencies— want to be equivalent by both parties of the agreement. But the fact is, to achieve this, clearly Europe will have to do more lax regulations for all, because if what is needed is leveling Europe, must necessarily lower the level of its laws towards new and less restrictive. As Juan Torres López, specialist in Applied Economy and member of the Scientific Council of ATTAC, says in an interview for the website DailyMotion, this agreement as to the contingencies will mean three major changes: 1 —The agreement will make the exchange of products equivalence is established,what is good there, here is good too , the rules are standardized, and products that are banned here may be marketed and therefore consumed. Some examples are:  with hormone-treated beef and veal, turkey and chicken cleaning with  chlorine or greater number of transgenic products, all hitherto banned in the EU. And it is not necessary contained on labels —another fundamental difference—. 2 —Laws and specific courts for what is called ‘investment protection’. If an investor or company operates for example in the same sector as the public, can ask the same condition or better to compete with it freely and therefore the public sector be left unprotected. 3 —Creation of specific courts for such regulations, that historical experience with similar treaties said to be discrete and silent publicly and often highly arbitrary. In short, an authentic and definitive blow to democracy and sovereignty of nations, governments and the public sector. A final blow to the emerging economies, because the West is allying with the West —US and EU account for 60% of global GDP—, but with the freedom to continue relocating. And finally, the triumph of one of the two tendencies in struggle, the no democratization and free markets where the maximum benefit reigns above all else, nature, individual rights and society. The treaty still in negotiations now; the Commissioner DeGucht, one of his captains, said that negotiations should remain confidential until its end. The deal could be in place later this year or early next. In Spain, on May 6 2014, IU raised a referendum for TTIP which was rejected by voting against PP, PSOE, CiU, PNV and UPyD, i.e., all major parties. One last item of interest: nine of the ten parts that make up the treaty negotiators are formed by lobbyists and corporations. Bye bye Old Continent, hello Mc Donald's! What can we do?" ["post_title"]=> string(93) "El TTIP o la ley de la selvaTTIP or the law of the jungle" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "ttip-or-the-law-of-the-jungle" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-23 02:15:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-23 00:15:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=7081" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#6992 (24) { ["ID"]=> int(1829) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2012-05-18 00:14:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-05-17 22:14:04" ["post_content"]=> string(3315) "El Decrecimiento es una corriente de pensamiento político, económico y social que propone la disminución regular y controlada de la producción económica, con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la Naturaleza, y también entre los propios humanos. Nacido en la segunda mitad del siglo XX, se presenta a principios del XXI como candidato a suceder al Capitalismo. Sostiene que estamos jugando con la resistencia del planeta y debemos aprender a vivir felices con menos bienes de consumo, a un ritmo más natural, y para conseguirlo cree necesaria la combinación de tres tipos de actuaciones: la personal —mayor responsabilidad, reducción del consumo, reutilización de las cosas, menor uso del coche, etc—, la colectiva o local —consumo de productos locales, apoyo a la movilidad sostenible, rechazo a la especulación urbanística, etc— y la política o global —control de la publicidad, elección de bancos locales y éticos, reparto del empleo con reducciones de jornada, protección de los sectores más vulnerables, etc—. Dice el economista Serge Latouche, uno de sus máximos defensores, que 'la gente feliz no suele consumir'. Otro de ellos, Paul Ariès, politólogo y escritor, defiende en este vídeo la necesidad de construir una sociedad que respete el planeta y cuyo objetivo sea el bienestar de la inmensa mayoría de sus integrantes.Degrowth is a current political, economic and social thought which proposes regular and controlled reduction of economic output, with the aim of establishing a new equilibrium relationship between man and nature, and between humans themselves. Born in the second half of the twentieth century, is presented at the beginning of XXI as a candidate to succeed Capitalism. He argues that we are playing with the resistance of the planet and must learn to live happily with less consumer goods, at a more natural, and believes necessary to achieve the combination of three types of actions: the personal —more responsibility, reducing consumption, reuse things, less use of the car, etc—, the collective or local —consumption of local products, support sustainable mobility, urban speculation rejection, etc— and policy or global —control of advertising, choosing local and ethical banks, job sharing with reduced working hours, protection of the most vulnerable sectors, etc—. The economist Serge Latouche, one of its greatest advocates, says that 'happy people do not usually consumes'. Another, Paul Ariès, political scientist and writer, argues in this video the need to build a society that respects the planet and aimed at the welfare the vast majority of its members." ["post_title"]=> string(103) "La gente feliz no suele consumirHappy people do not usually consume" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "happy-people-do-not-usually-consume" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-02-16 16:51:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-02-16 15:51:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=1829" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "8" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#6995 (24) { ["ID"]=> int(4613) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2013-04-15 00:01:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2013-04-14 22:01:01" ["post_content"]=> string(2684) "'La libertad como la conocemos hoy, sin límites, no va a existir en 30 ó 50 años'. Economista jefe y líder del equipo regional de Desarrollo Humano y Objetivos de Desarrollo del Milenio en la Dirección Regional para América Latina y el Caribe del PNUD —Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo— en Nueva York, George viene del Instituto Alternativo, donde condujo investigaciones sobre desarrollo económico, sostenibilidad ambiental, pobreza e inequidad en América Latina. Previamente fue miembro de la sociedad de Líderes Globales de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales Woodrow Wilson, en las Universidades de Princeton y Oxford, donde su investigación estaba enfocada en nichos de crecimiento económico dentro de economías de bajo crecimiento. Fue también investigador asociado del Centro de Investigación sobre Desigualdad, Etnicidad y Seguridad Humana —CRISE— de Oxford y miembro del Centro Diálogo Interamericano en Washington. Entre 2004 y 2008 fue coordinador del Informe de Desarrollo Humano PNUD en Bolivia, y contribuyó al Informe de Desarrollo Humano Global durante 2008 y 2009. Fue director de la Unidad de Análisis de Política Económica del Gobierno Boliviano —UDAPE— y director del Programa de Maestría en Política Pública de la Universidad Católica de ese país. George tiene además un doctorado en Filosofía y Política de la Universidad de Oxford, un máster en Política Pública de la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard y un pregrado en Economía y Antropología de la Universidad de Cornell.'Freedom as we know it, without limits, will not exist in 30 or 50 years'. Chief Economist in the Bureau for Latin America and the Caribbean at UNDP —United Nations Development Programme— in New York, he is currently working on poverty and inequality research in the region, middle income challenges and measurement of subjective well-being. In his home country, Bolivia, he was the coordinator of the Bolivian Human Development Report Office and the lead author for four National Human Development reports, between 2004 and 2008. From 2002 to 2004, he was director of the Bolivian Ministry of the Presidency’s social and economic think-tank, UDAPE —Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas—, and Coordinator of the Catholic University’s Public Policy Master’s Programme, MpD from 2000 to 2002. George holds a BA in Anthropology and Economics from Cornell University, an MPP in Public Policy at Harvard University’s Kennedy School of Government, and a DPhil in Politics from Nuffield College, University of Oxford." ["post_title"]=> string(124) "WHAT ABOUT: El futuro por George Gray MolinaWHAT ABOUT: The future by George Gray Molina" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "what-about-the-future-by-george-gray-molina" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 15:07:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 13:07:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=4613" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#7145 (24) { ["ID"]=> int(2259) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2012-06-11 00:03:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2012-06-10 22:03:13" ["post_content"]=> string(1621) "'El individualismo como norma de conducta se va a tener que corregir'. Empresario, político y doctor en ingeniería industrial por la Universidad Politécnica de Catalunya, ha sido alcalde de Mataró, ministro de Industria y Energía, miembro del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona y director general de la Corporación Catalana de Radio y Televisión. Su actual labor está muy vinculada a la política de telecomunicaciones, investigación y ciencia de la Unión Europea: es consejero asesor de la comisión europea de telecomunicaciones informáticas, presidente del Information Society Forum de Bruselas, del European Institute for Media de Düsseldorf y del comité de expertos que evaluó la política científica y tecnológica europea por encargo del parlamento europeo.'Individualism as a standard of behavior will need to be corrected'. Businessman, politician and PhD in industrial engineering from the Polytechnic University of Catalonia, he has been Mayor of Mataro, Minister of Industry and Energy, member of the organizing committee of the Olympic Games in Barcelona and CEO of the Catalan Corporation of Radio and Television. His current work is closely related to telecommunications policy, research and science of the European Union: he is board advisor to the European Commission of computer telecommunications, president of the Information Society Forum in Brussels, the European Institute for Media in Düsseldorf and committee experts who evaluated the European scientific and technological policy on behalf of the European Parliament. " ["post_title"]=> string(108) "WHAT ABOUT: El futuro por Joan MajóWHAT ABOUT: The future by Joan Majó" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "what-about-the-future-by-joan-majo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 18:00:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 16:00:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=2259" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } }