19/01/2014

El derecho a una existencia digna

La Renta Básica Universal es una política económica, en materia de economía y filosofía política. Aunque cuenta con numerosos precursores —Paine, Fourier, Van Parijs, More o Tobin, dentro de las disciplinas mencionadas— ha sido difundida y popularizada en España por Daniel Raventós y la Red Renta Básica. Con su propuesta se pretenden reformar algunas de las estructuras claves del capitalismo contemporáneo: la propiedad en sentido amplio, el trabajo y la libertad e igualdad de los individuos, para así suavizarlo y convertirlo en un modelo económico donde se vea aumentado el equilibrio social y menguada la desigualdad y la injusticia que hoy vivimos a nivel planetario.

Según la definición que ofrece la Red Renta Básica, la RBU es un ingreso pagado por el Estado, como derecho de ciudadanía, a cada miembro de pleno derecho residente de la sociedad donde se implante, independientemente de si no quiere o no puede trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser sus otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva. Es por tanto universal y sustituye cualquier otro tipo de prestación condicionada.

La Renta Básica Universal no toma en consideración tus ingresos o rentas, del mismo modo que la Seguridad Social —Imagen Unknown Author

Es una cantidad fijada según los datos económicos de cada país y coyuntura; en el caso de España, podría ser de alrededor de unos 500 euros —en términos más exactos, en 2007 podía ser de 451,6 euros, hoy se estima en 664— para los adultos y una quinta parte para los menores de 18 años. Esta cantidad es cercana al salario mínimo interprofesional y garantiza las condiciones de existencia básicas y dejaría a todo ciudadano por encima del umbral de la pobreza, referencia clave para la cantidad fijada por cada estado.

Financiación y regulación

Se puede financiar de diferentes maneras, pero la más aceptada y defendida por la Red Renta Básica —en España y otros países asociados— y de más valor redistributivo de la riqueza se realizaría a través de una reforma fiscal del IRPF, fijando un tipo único del 57,5% para todas aquellas rentas superiores a la RBU y liberando a las inferiores de cualquier carga impositiva. La RBU también es financiada, según este modelo, a través del ahorro de los costes de todo el aparato administrativo y burocrático que requieren los subsidios condicionados. Raventós, sostiene que con esta reforma fiscal, el 70% de la población con menos renta saldría beneficiada de la reforma, el 20% más rico perdería —se redistribuiría su riqueza— y el 10% entre esos dos tramos quedaría indiferente después de la reforma.

Dividiendo la población en lugar de por porcentajes por deciles en la riqueza, perderían riqueza a partir del sexto decil más rico, esto se imbricaría y tomaría sentido con el concepto rawlsiano de ‘desigualdades justas’, las que crean desigualdad positiva a los que están peor situados.

Los que más ganan después de esta reforma, sin duda son los que no tienen ingresos de partida. La riqueza se distribuye desde los más ricos hacia los más pobres, dirección contraria a la de hoy, donde la acumulación del capital se hace a través del expolio y la desposesión —D. Harvey, ‘Acumulación por desposesión’—, se concentra en unos, se escapa a los otros.

La RBU, por supuesto, una vez implantada, debe ir acompañada de una cierta regulación en las leyes que atañen al mercado de bienes y al mercado de trabajo. La RBU es condición necesaria pero no suficiente. También, la preparación social para entender y exigir como propio el derecho a la existencia y una viabilidad política que la haga posible serían algunas de las condiciones claves para su implantación y desarrollo.

El derecho básico

Durante la Revolución Francesa, cuna de los valores europeos y occidentales —Igualdad, Libertad y Fraternidad—, Robespierre, empapado de las ideas de la Ilustración, propagaba la idea, apoyado en los autores clásicos, de que el primer derecho del que emanan todos los demás es el derecho a la existencia; en el marco actual este derecho primordial es una lucha diaria, y en muchos casos una verdadera carrera de obstáculos.

W_lalibertadguiandoalpueblo
Durante la Revolución Francesa, Robespierre difundió la idea de que el primer derecho del que emanan todos los demás es el derecho a la existencia —’La libertad guiando al pueblo’, Eugène Delacroix, 1830

La existencia material garantizada como camino a la libertad e igualdad real de las personas es y ha sido un concepto manejado y trabajado por muchos filósofos clásicos y contemporáneos dentro de la tradición republicana —Aristóteles, Maquiavelo, Cicerón—. La idea de que un ciudadano no es libre si no tiene la libertad de no necesitar depender de otro para vivir, es antigua y está llena de fundamentos filosóficos: si un individuo no puede depender de sí mismo para vivir, si necesita de un tercero para ese fin, no es libre, no es sui iuris —en latín, (ciudadano) ‘de propio derecho’—, es decir, tiene que pedir permiso para vivir. Está en ese caso, a merced de las condiciones del otro y en el marco actual, de los vaivenes y cambios del mercado de trabajo y de sus condiciones, y en consecuencia no de sus necesidades y elecciones reales.

Capacidades y necesidades

La RBU se basa en el principio filosófico que afirma ‘a cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades’ —Saint Simón, Fourier, Bakunin—, con la libertad y la igualdad como paraguas filosófico para una sociedad justa de ciudadanos libres e iguales. Intenta resolver el problema filosófico acerca de la libertad individual, que desde los clásicos ha preocupado a muchos pensadores. En su formulación contemporánea, Philippe Van Parijs, reformulador teórico entre otros de la actual Renta Básica y autor de ‘Real Freedom for all’ —Libertad real para todos—, una sociedad realmente libre es aquella que satisface las tres condiciones siguientes, en este orden de prioridad: 1—Seguridad: existe una estructura de derechos y libertades básicas bien articulada; 2—Propiedad de uno mismo: en esa estructura, cada persona es propietaria de sí misma y de las decisiones sobre su vida; y 3—Ordenamiento leximin de la oportunidad: es decir, en esa estructura, cada persona cuenta con la mayor oportunidad posible para hacer cualquier cosa que pudiera querer hacer.

En una sociedad realmente libre, quienes tengan menos oportunidades de partida, tendrán las máximas que podrían tener en cualquier otro orden social que podamos llevar a cabo. Algunas de las ventajas de facto que podrían crear la implantación de la RBU a través de una reforma fiscal del IRPF, serían las siguientes:

1— Redistribución de la riqueza.

2— Mejora de los estratos socio-económicos más bajos de la sociedad a todos los niveles, siempre más vulnerables y al límite del no acceso al empleo y otros recursos para la vida. Aumento de las oportunidades.

3— Aumento de la capacidad de negociación del trabajador, por la eliminación del factor necesidad que imposibilita la libertad en sentido profundo —de elección—.

4— Aumento de las condiciones de los trabajos más desagradables —al disminuir su demanda y tolerancia delante de según qué condiciones—.

5— Ahorro de los costes administrativos de vigilancia y control: al encontrar trabajo no se pierde la RBU, con el consiguiente probable descenso del trabajo ilegal y de la economía sumergida.

6— Redistribución del trabajo entre más de uno, o partición de las jornadas de trabajo entre más de uno. No necesidad de las ocho horas, libertad de elección de cuánto tiempo se destina al trabajo remunerado —según necesidad—. Y por tanto aumento en el número de puestos de trabajo, con el consiguiente descenso del desempleo.

7— Aumento del equilibrio y la elección entre los tres tipos de trabajo que existen: el trabajo remunerado, el trabajo doméstico y el trabajo voluntario o autotélico. Según las necesidades y elección de cada individuo. Mayor equilibrio social.

8— Y la más importante y que sustenta a las demás: aumento de la igualdad entre las personas, pero sobre todo de la libertad.

Artículos relacionados
899
25
array(2) { [0]=> int(899) [1]=> int(25) }
array(4) { [0]=> object(WP_Post)#7393 (24) { ["ID"]=> int(7102) ["post_author"]=> string(4) "2055" ["post_date"]=> string(19) "2020-01-19 14:37:08" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2020-01-19 13:37:08" ["post_content"]=> string(9145) "En el ámbito de la sociología se denomina masa crítica a la cantidad de personas a partir de la cual un fenómeno concreto tiene lugar y adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y seguir existiendo, incluso crecer. Este concepto tiene su equivalente en física, que considera la masa crítica como la cantidad mínima de material necesaria para que se produzca y mantenga una reacción nuclear en cadena. Cuando una persona se para en la calle y mira hacia el cielo, normalmente no ocurre nada extraordinario y el resto de la gente continúa su camino, ignorándola. Cuando tres personas se paran y miran al cielo, quizá algunas otras se den la vuelta con curiosidad, antes de seguir con lo suyo. Pero existe un número concreto de personas —en este caso dependería de varios factores como la cultura en la que se desarrolla la escena, la hora o el ancho de la calle— que puede hacer que los demás se detengan y miren hacia el cielo también. W_masacritica
Si un número concreto de personas se pone a mirar al cielo a la vez, puede conseguir que los demás se paren y hagan lo mismo —Imagen Unknown Author
Hace mucho tiempo que disciplinas como la biología, la historia, la sociología o las matemáticas se han interesado por el fenómeno, principalmente por su enorme capacidad para generar cambios duraderos o permanentes, como especifica la teoría de las catástrofes, que comparte ámbito con la masa crítica y fue planteada a finales de los años 60 por el matemático francés René Thom y muy difundida después por los estudios de Christopher Zeeman, que la aplicaban a las ciencias humanas. La teoría de las catástrofes es especialmente útil para el estudio de sistemas dinámicos que representan fenómenos naturales —cuyas características no pueden ser descritas de manera exacta por el cálculo diferencial— y representa la propensión de los sistemas estructuralmente estables a manifestar discontinuidad, divergencia e histéresis. La discontinuidad implica que en cualquier sistema pueden producirse cambios repentinos del comportamiento o de los resultados y entonces, al llegar a cierto punto, ya no es posible seguir manteniendo el mismo estado y se sufre un cambio brusco. La divergencia es la tendencia de los pequeños cambios a generar grandes cambios. Si un avión tiene capacidad para 100 pasajeros, una demanda de 101 motivará la necesidad de utilizar otro avión mayor, y quizá la de tener que aterrizar en un aeropuerto distinto. En otras palabras, variaciones muy pequeñas en el punto de partida derivan hacia resultados totalmente alejados. La histéresis es el fenómeno por el que el estado de un material depende de su historia previa. La tendencia de un material es la de conservar sus propiedades incluso en ausencia del estímulo que las ha generado, aunque también es cierto que si los comportamientos varían pueden conducir a que no se vuelva a la situación inicial. Un ejemplo muy simple de un proceso de este tipo es la longitud de una varilla metálica en función de la temperatura: si se superan ciertos grados la varilla metálica se derretirá, se le desprenderá un trozo y ya será imposible volver al estado inicial. W_masacritica2
La esclavitud se remonta a la Edad Antigua —Aristóteles llegó a sostener que era un fenómeno natural— y fue una práctica habitual hasta finales del siglo XVIII —Imagen Unknown Artist
Aunque todos estos términos son muy técnicos y relativamente recientes, en la práctica hace siglos que las partes más intrépidas de la masa social han venido protagonizando actos que han marcado el devenir político y social del mundo, afectando al sistema y llegando en algunos casos a modificar paradigmas: desde la lucha de los plebeyos contra los patricios por sus derechos como ciudadanos de Roma hasta la Revolución francesa, pasando por la rebelión de los esclavos africanos por toda América, por citar sólo unos ejemplos. Después de ellos, el mundo ya no volvió a ser el mismo.In the field of sociology is called critical mass the amount of people from which a particular phenomenon occurs and acquires an own dynamic that allows it to hold itself and continue existing, even grow. This concept has its equivalent in physics, which considers the critical mass as the minimum amount of material needed to produce and maintain a nuclear chain reaction. When a person stands on the street and looks skyward, usually nothing outstanding happens and the rest of the people continues its path, ignoring her. When three people stop and look at the sky, maybe some others look curiously for a moment before continuing with their own. But there is a certain number of people —in this case would depend on several factors such as culture where the scene takes place, weather or width of the street— which can make others stop and look skyward also. W_masacritica
If a specific number of people look at the sky at the same time, they can get others to do the same —Image Unknown Author
Long time that disciplines such as biology, history, sociology or mathematics have been interested in the phenomenon, mainly because of its enormous capacity to generate lasting or permanent changes, as specified by the catastrophe theory, which shares field with the critical mass and was launched in the late 60s by the French mathematician René Thom and widespread later by the Christopher Zeeman studies, which applied it to the human sciences. The catastrophe theory is especially useful for the study of dynamic systems that represent natural phenomena —whose characteristics can not be accurately described by the differential calculus— and represents the propensity of structurally stable systems to manifest discontinuity, divergence and hysteresis. Discontinuity implies that in any system may occur sudden changes in behavior or outcome and then, at a certain point, is no longer possible to maintain the same state and undergoes an abrupt change. Divergence is the tendency of small changes to produce big changes. If a plane can accommodate 100 passengers, a demand of 101 will motivate the need for a larger plane, and perhaps having to land at a different airport. In other words, very small variations in the starting point can derive to results totally divorced. Hysteresis is the phenomenon by which the state of a material depends on its previous history. The tendency of a material is to preserve their properties even in the absence of the stimulus that generated them, although it is true that if the behaviors vary can lead to not return to starting position. A very simple example of a process of this type is the length of a metal rod depending on the temperature: if certain degrees are exceeded the metal rod will melt, a piece come off and it will be impossible to return to the initial state. W_masacritica2
Slavery dates back to Antiquity —Aristotle even claimed that it was a natural phenomenon— and was common practice until the late XVIII century —Image Unknown Artist
Although these terms are very technical and relatively recent, in practice for centuries the most intrepid parts of the social mass have been starred acts that have marked the political and social future of the world, affecting the system and in some cases modifying paradigms: from the struggle of the plebeians against the patricians for their rights as citizens of Rome to the French Revolution, passing through the rebellion of African slaves across all America, to name just a few. After that, the world was never already the same." ["post_title"]=> string(129) "La masa crítica y la teoría de las catástrofesThe critical mass and the catastrophe theory" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "the-critical-mass-and-the-catastrophe-theory" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-13 13:31:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-13 11:31:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=7102" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#7391 (24) { ["ID"]=> int(6783) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2014-07-07 00:01:50" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-07-06 22:01:50" ["post_content"]=> string(1130) "'Para cambiar algo a nivel social, lo primero es cambiar a nivel personal'. Co-fundador de OuiShare —comunidad global que anima a ciudadanos, instituciones públicas y empresas a construir una sociedad más colaborativa—, investiga, escribe, habla y enseña sobre el poder de la colaboración y el compartir. También trabaja como estratega de innovación para empresas, gobiernos y organismos públicos con el objetivo de ayudarles a adaptarse al cambio causado por el poder de compartir y la colaboración a través de las tecnologías en red.'To change something on a social level, the first thing is to change on a personal level'. Co-founder of OuiShare —a global community empowering citizens, public institutions and companies to build a collaborative society—, he researches, writes, speaks and teaches on the power of collaboration and sharing. He also works as an innovation strategist for companies, governments and public agencies aiming to embrace the disruption caused by the power of sharing and collaboration through network technologies." ["post_title"]=> string(120) "WHAT ABOUT: El futuro por Antonin LéonardWHAT ABOUT: The future by Antonin Léonard" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "what-about-the-future-by-antonin-leonard" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 14:57:20" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 12:57:20" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=6783" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> object(WP_Post)#7394 (24) { ["ID"]=> int(7018) ["post_author"]=> string(4) "2049" ["post_date"]=> string(19) "2014-08-25 00:01:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-08-24 22:01:48" ["post_content"]=> string(1919) "El acceso a la mayoría de las páginas web es gratuito. El servicio que ofrecen no se paga con dinero, pero muchas de las compañías que las desarrollan obtienen algo muy valioso para posibles intereses comerciales: desde nuestros datos personales hasta nuestros gustos, pensamientos y deseos. La revolución virtual es una serie de televisión británica, producida por la BBC y la Universidad Abierta del Reino Unido y presentada por la doctora en psicología social Aleks Krotoski, que analiza los profundos cambios producidos en la sociedad durante las dos décadas que han transcurrido desde la aparición de la world wide web. La serie consta de cuatro capítulos que analizan otros tantos aspectos: Libertad en la red trata sobre la información, Enemigo del Estado acerca de la política y el control social, El precio de lo gratuito se ocupa del comercio y la privacidad, y por último Homo interneticus analiza cómo las redes sociales han modificado la manera de relacionarnos.Access to most web pages is free. The service they offer is not paid with money, but many companies obtain something very valuable to commercial interests: from our personal data to our thoughts and desires. The virtual revolution is a British television series produced by the BBC and The Open University and presented by PhD in social psychology Aleks Krotoski, which examines the profound changes in society during the two decades that have elapsed since the emergence of the world wide web. The series consists of four chapters analyzing four aspects: The great revelling deals with the information, Enemy of the State with politics and social control, The cost of free with trade and privacy, and finally Homo interneticus analyzes how social networks have changed the way we relate." ["post_title"]=> string(118) "El precio de lo gratuito: comercio y privacidadThe cost of free: trade and privacy" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "the-cost-of-free" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-13 14:07:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-13 12:07:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=7018" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> object(WP_Post)#7544 (24) { ["ID"]=> int(7035) ["post_author"]=> string(4) "2046" ["post_date"]=> string(19) "2014-09-08 00:01:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2014-09-07 22:01:22" ["post_content"]=> string(8371) "El paternalismo de Estado está llegando a su fin. La consigna institucional de ‘protección a los buenos ciudadanos’ está perdiendo credibilidad en todas sus formas de persuasión. No ha sido capaz de protegernos de las estafas mundiales orquestadas por la banca ni de los abusos de las multinacionales para obtener ventajas frente a los pequeños empresarios. Por el contrario, los casos crecientes y extendidos de corrupción en el seno de los mandatarios hacen pensar cada día más que es de ellos de quien debemos protegernos y a quienes debemos enfrentarnos. El Estado hoy es un ente con intereses propios que trata al ciudadano como un cliente al que debe satisfacer mínimamente para proseguir existiendo en su poder. Los partidos compiten entre ellos para sus propios intereses. En este delicado intercambio con el pueblo, satisfacen unas necesidades ociosas, económicas y de identidad, para no perder los privilegios que se han agenciado. Hoy ya no escandalizan estos comentarios. El bienestar, la palabra mágica para comprar el alma de los ciudadanos, es la moneda de cambio. Pero la propia dinámica social está socavando esta pretendida seguridad que el Estado avala con su sello para el ‘buen ciudadano’. Uno de los signos de esta revolución social son las nuevas formas de organización ciudadana que van surgiendo. Lo lamento por aquellos devotos ciudadanos insertos en el sistema de control orquestado por las instituciones oficiales, pero hay que caminar a favor de la sostenibilidad y el aprovechamiento los recursos naturales. Compartir es el nuevo paradigma de la economía colaborativa, que las nuevas tecnologías están dejando aflorar. Es necesario reconsiderar el papel intrusivo del Estado, escondido bajo esta falsa seguridad al ciudadano. No es menos sorprendente el nivel de fiabilidad que subsiste en estos nuevos tipos de intercambio social. Si hubiera habido muchos casos de fraude ya nos lo hubieran hecho saber por sus informativos. W_elfindelpaternalismo
Internet ha supuesto una revolución muy rápida a muchos niveles, y a menudo los gobernantes se ven atropellados por acontecimientos que todavía no cuentan con una legislación clara —Imagen Unknown Author
En mi barrio, so pretexto de barullo para el vecindario, no se dan licencias para apartamentos turísticos. El incivismo de algunos y la incapacidad del ayuntamiento para gestionarlo no deberían saldarse con una normativa que capa la libertad de los ciudadanos para compartir su vivienda o cederla a cambio de unos ingresos. Comprendo que el trust bancos-estado-grandes empresas esté atemorizado ante la amenaza de esta economía que tiende hacia la sostenibilidad; tal vez en números enteros signifique un decrecimiento, pero en calidad medioambiental no dudo que significará un significativo crecimiento. No es ningún secreto la presión de los hoteleros para erradicar de los barrios en lo posible este tipo de transacciones. El que alquila una habitación, está optimizando el aprovechamiento de los recursos naturales y el esfuerzo humano para construir su piso. El que comparte un viaje en coche optimiza el aprovechamiento del carburante que emplearía igualmente viajando solo, o quien alquila su piso se desplaza a otro piso más pequeño o lo comparte con otros. De este modo visto en conjunto, con menos recursos naturales y menos agentes contaminantes, puede preservarse mucho del consumo necesario. Es más sostenible y créanme, esto se siente en el espíritu de las personas que participan de estos nuevos modelos. Estoy de acuerdo, hay que crear nuevas regulaciones adecuadas para proteger al ciudadano de abusos y de posibles infractores en este nuevo tipo de organización social. Hay que minimizar los perjuicios y fiscalizar las nuevas formas de economía. Considero que este debería ser el papel de las instituciones en su misión esencial de optimizar la convivencia de los ciudadanos. Compartir automóviles, rentabilizar los pisos y cuantas formas surjan para mejorar la sostenibilidad son un adelanto para la supervivencia humana en este planeta.The paternalism of State is coming to an end. The corporate slogan of 'protecting the good citizens' is losing credibility in all forms of persuasion. He has not been able to protect us from global banking scams orchestrated or abuses of multinationals to gain advantage over small businesses. On the contrary, the growing and widespread corruption within the leaders cases suggest, reality shows us that we need protect ourselves from them, and is of them to those we must need to face. Today, the State is an entity with its own interests which treats the citizen as a customer, the State must minimally meet to continue to exist in its power. The parties compete with each other for their own interests. In this delicate exchange with people, the State meets the our needs of leisure, economics and identity, to thereby keep their own privileges acquired. Comments like these, nowadays no longer scandalize anyone. Welfare, the magic word to buy the soul of citizens, is the currency. But the social dynamics itself is undermining this false security that the State guarantees his seal to the 'good citizen'. One sign of this social revolution are the new forms of civic organization emerging. I feel sorry for those devotees citizens inserts in control system orchestrated by official institutions, but we need to walk in favor of sustainability and use of natural resources. Sharing is the new paradigm of collaborative economy that new technologies are letting emerge. It is necessary to reconsider the intrusive role of the State, hidden under the false security to citizens. No less surprising is the level of confidence that exists in these new types of social exchange. If there had been many cases of fraud, we would know  the situation, through its information and news. W_elfindelpaternalismo
The Internet has meant a very rapid revolution at many levels, and governors and rulers are often run over by events that do not have a clear legislation yet —Image Unknown Author
In my neighborhood pretext of a big din, does not  licenses are given to rent or share apartments. The incivility of some and the inability of the council to manage it, should not be paid with a rules that restrict the freedom of citizens to share their property or transfer it to  income change. I understand that the trust banks-been-great companies are frightened by the threat of this economy that tends towards sustainability; in integers numbers perhaps mean a economic decrease, but  in the environmental quality, without no doubt, this way of economy it will mean significate growth. It's no secret pressure from hoteliers to eradicate possible in the neighborhoods such transactions. Anyone who rents a room, is optimizing the use of natural resources and human effort to build your floor. Anyone who shares a travel in a car optimizes the use of fuel that also employ traveling alone, or who rents his apartment and moves to a smaller or share it with other floor. Thus viewed together, with fewer resources and less pollutants can be preserved much consumption. It is more sustainable and believe me, this feels in the spirit of the people who participate in these new models. I agree, create new laws and rules adequate to protect citizens from abuse and potential offenders in this new type of social organization . You have to minimize the damage and monitor new forms of economy. I believe this should be the role of institutions on its core mission of optimizing the coexistence of citizens. Share the automobiles, share the apartments, and any ways to improve the sustainability are arising, and this fact is an advance for human survival on this planet." ["post_title"]=> string(98) "El fin del paternalismo del EstadoThe end of State paternalism" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "the-end-of-state-paternalism" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-02-18 23:54:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-02-18 22:54:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(29) "http://whatonline.org/?p=7035" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } }